Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia lucha contra las olas de calor con árboles

El ayuntamiento contempla que cada calle que se renueve conlleve la plantación de elementos vegetales para generar sombra

La calle Atlàntic, de la playa, recién remodelada con árboles. | ÀLEX OLTRA

Plantar árboles. Esa es una de las recetas que llevan tiempo poniendo en marcha el departamento de Servicios Básicos y de Medio Ambiente del Ayuntmaiento de Gandia para mitigar el calor en la calle y que ahora se demuestran efectivas para hacer más llevaderas las constantes olas de calor a quienes transitan por las calles de la ciudad en pleno verano.

Este fenómeno climático, que ha pasado de ser algo extraordinario a ser ya habitual durante este verano en el que, desde junio, se han ido empalmando periodos de calor extremo, provoca un importante aumento de temperatura en la vía pública. Una forma de combatir esa situación es aprovechar la sombra que generan los árboles que se encuentran en las aceras de muchas vías.

Por eso, el Gobierno local gandiense quiere potenciar la plantación de especies en los próximos años y, uniendo el Pla de Vials, que impulsa el departamento que dirige el edil Miguel Ángel Picornell, y el Pla d’Ombres, del área de la concejala Alícia Izquierdo, se van a instalar nuevas especies arbóreas en todas aquellas calles en las que se lleven a cabo obras de reurbanización. De hecho, cada proyecto ya contempla la plantación de árboles, siempre que el espacio lo permita.

El último caso ha sido la calle Atlàntic de la playa. Izquierdo explicaba que en el caso de aquellas vías en las que se levantan las aceras, si no había alcorques para los árboles ,se habilitan, ya que está demostrado que estos elementos vegetales urbanos, gracias a la sombra que generan, reduce la temperatura. «El Pla d’Ombres nace precisamente del estudio que se hace desde el departamento sobre el beneficio de la presencia de árboles en zonas urbanas».

De hecho, un ejemplo de ello es el propio paseo de les Germanies, en el que la temperatura en días tórridos suele ser dos grados menor que, por ejemplo, la plaza del Prado, donde no existen árboles. De hecho, durante la pasada legislatura, el concejal Xavi Ròdenas decidió que no se podaran los plátanos de esta céntrica vía precisamente para mitigar las altas temperaturas en verano. Además, hace unos meses se ponía en marcha ya otro plan para reponer áboles en los más de 250 alcorques de la ciudad que estaban vacíos porque los árboles que se encontraban anteriormente en ellos habían sido talados por que que se encontraban en mal estado o directamente muertos.

En ese sentido, Alícia Izquierdo, en conversación con Levante-EMV, recordaba ayer que Gandia cuenta con 27 metros cuadrados de zonas verdes por habitante, que es «más del doble de lo que recomienda la Organización Muncial de la Salud (OMS) para considerarla una ciudad saludable».

La edila recordaba el triple beneficio de contar con árboles en las zonas urbanas: control de temperatura, renovación del oxígeno y una cuestión estética.

A partir de hoy empiezan actuaciones en un total de siete calles de la ciudad de Gandia. Se trata de Gabriel Miró, Sant Martí de Porres, Juan Ramón Jiménez, Pare Carles Ferris, Santr Vicent, camino Assagador, además de la adecuación del solar ubicado en la calle de l’Apoderat.

La principal actuación en estos viales es el asfaltado total o parcial para mejorar la seguridad viaria, y también la plantación de especies arbóreas urbanas, aprovechando alcorques donde ya no habían árboles o bien creando nuevos.

Esta actuación tiene el objetivo de aumentar la confortabilidad, accesibilidad y seguridad en las vías. Se ejecutará con un presupuesto de 220.204 euros y se prevé que estén asfaltadas el 11 de agosto.

Compartir el artículo

stats