Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cerca de 2.700 turistas galos visitaron el Palau Ducal en 2019

De enero a julio de este año ya han pasado por el monumento 1.200 visitantes franceses

Otro indicador para medir el impacto del turismo francés en Gandia puede ser el Palau Ducal. El monumento ha recibido entre enero y julio de este año a 1.200 visitantes franceses. Los datos son muy buenos, ya que casi igualan al total de franceses que pasaron por el palacio durante todo el año 2021, que fueron 1.317.

Por tanto, a pesar del baile de cifras debido a la pandemia (en 2020 fueron 757), el público francés se ha mantenido estable. En el año 2019, sin restricciones y con una situación económica boyante, visitaron el Palau Ducal 2.677 turistas procedentes del país galo, según datos de la gestión cultural, lo que representó un 4,7% del total de visitantes.

«Francia es el primer país de origen de nuestros visitantes por delante de Reino Unido y Alemania, y así lo ha sido en los últimos cuatro años, aunque en 2018 los más numerosos fueron los británicos», señala la directora del Palau Ducal, Balbina Sendra.

Por otra parte, el pleno municipal cuenta en esta legislatura con un concejal de origen francés, en la oposición. Se trata de Pascal Renolt, que entró como candidato en la lista de Ciudadanos, y desde octubre de 2021 es concejal no adscrito.

Desde su puesto en el ayuntamiento también trata de ayudar al turismo, al que ha estado muy vinculado desde que llegó a Gandia en 1988, con 15 años. Fue durante 22 años «disc jockey» de la discoteca Cocoloco, en la playa, y después emprendió con una marca de ropa y tiendas propias.

A mediados de julio Renolt grabó un vídeo en el Palau Ducal, que compartió en sus redes sociales, en el que anima a los francófonos, en francés, a visitar Gandia. El propio concejal de Turismo, Vicent Mascarell, aplaude la iniciativa de Renolt, así como la «sensibilidad» que tiene sobre para potenciar el turismo francófono, no sólo francés sino belga o suizo.

Renolt, por su parte, sugiere algunas ideas para mejorar en este campo. «Al francés, por su carácter, le gusta que le atiendan en su lengua, por eso no deberíamos descuidar los idiomas, por ejemplo en la hostelería». Añade que también sería interesante promocionar el destino a través de la gastronomía, o en el Concurso de la Fideuà de Gandia, con algún chef participante o algún «influencer».

En la ciudad de Gandia hay cerca de 400 franceses empadronados. Muchos llegaron primero como turistas, como el caso de Renolt. Por otra parte, al margen de Gandia, hay otros destinos de la comarca con turismo francés muy fiel como Oliva, por sus cámpings, o Piles, donde casi medio pueblo emigró a Francia en los años 60, y se entablaron relaciones familiares. De hecho, y como anécdota, la bebida francesa Ricard es muy popular en Piles, por la cantidad de franceses que veranean.

En la provincia de València, según datos de Hosbec referidos a la segunda quincena de julio, el turismo internacional (43,5%) se repartió entre el neerlandés (5,4%), seguido del británico (4,5%), italiano (4,5%) y el francés, con un 4,4%. Por detrás se encuentran el americano, belga y alemán.

Compartir el artículo

stats