Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los alcaldes ya comienzan a rechazar las discomóviles en las fiestas para evitar peleas

Xeraco se suma a la lista de municipios que ha tenido que suspender la fiesta por altercados durante el espectáculo musical Avelino Mascarell dice que el próximo año no habrá y Miramar pasa a celebrar solo una de las dos que organizaba

Decenas de jóvenes se divierten en una discomóvil. | LEVANTE-EMV

La historia se repite. Sábado por la noche y en Xeraco se celebra la discomóvil nocturna del día grande de las fiestas patronales. Tras la procesión, la misa y la típica cena en los bares o a la fresca en las puertas de las casas, arranca la música en la plaza de la Generalitat, epicentro de los festejos en la localidad. La noche avanza y cuando la música lleva un rato en marcha empiezan las peleas entre un grupo de jóvenes que se encuentran en el lugar, en medio de la plaza. La concejala de Fiestas, Cora Rubio, presente en el lugar, habló con el DJ para que avisase a través del micrófono de que si no cesaban los altercados se detendría el evento.

Ni diez minutos tardaron en repetirse los golpes entre varios jóvenes. Sobre las 3 de la madrugada, definitivamente, la propia edila da la orden de poner fin a la música. Una vez más, se acaba la fiesta antes de hora por los altercados producidos por un grupo de personas, que, según señalan los testigos, provienen de otras localidades. El evento estaba previsto que acabara sobre las 5.30 horas de la madrugada.

La situación recuerda, y mucho, a lo sucedido en mayo en los festejos de Piles y a finales de junio y principios de julio en localidades como Palmera, Palma de Gandia, donde incluso hubo heridos atendidos en el centro de salud de Ador ,y l’Alqueria de la Comtessa, donde se llegaron a quemar contenedores. En algunos municipios la discomóvil no llegó a durar ni una hora.

Como en su día publicó Levante-EMV, estos sucesos, que no parecen casuales, hicieron que la Guardia Civil abriera una investigación para determinar la existencia de un grupo de jóvenes que se cita a través de las redes sociales y se dedica a reventar fiestas cuando hay discomóvil.

Por ese motivo, algunos ayuntamientos han empezado a tomar medidas para cortar de raíz este problema. El primero en verbalizarlo ha sido, precisamente, el alcalde de Xeraco, Avelino Mascarell, quien aseguraba a este periódico que «no queremos discomóviles para el año que viene». El primer edil recuerda que, por el tipo de público que acude a este tipo de eventos, se produce un «efecto llamada» que acaba derivando en este tipo de incidentes.

Por ese motivo, «tanto el ayuntamiento como el grupo que se encargará el año que viene de organizar las fiestas estamos en la misma línea y no queremos discomóviles». El municipio apostará por espectáculos que atraiga a otro tipo de públicos y Mascarell insistía en que «hemos aprendido la lección».

Mascarell quiso dejar claro que el municipio contaba con suficiente seguridad para controlar todos los actos de fiestas, con tres vigilantes privados, refuerzo de tres agentes de la Policía Local y también Guardia Civil y destacó la ausencia de altercados durante el resto de actos, hablando de unas fiestas «impecables» por parte de la organización.

No es el único. En Miramar, por su parte, han decidido poner la tirita antes de que se produzca la herida y, de dos discomóviles que se celebraban habitualmente, una en miércoles y otra en sábado, en las fiestas de este año solo ha habido una. Fue la del miércoles, un día que desde el consistorio consideran que atraería a menos gente de otros municipios al tratarse de un día entre semana.

De hecho, durante el espectáculo hubo una pelea, según narran fuentes consultadas por este periódico, aunque en este caso se vieron implicados vecinos de la localidad, unos hechos que son bastante habituales cuando se mezcla la fiesta con el alcohol.

Este no es un problema nuevo, ya que hace más de una década varios alcaldes lo trasladaron al delegado del Gobierno. Algunos han empezado a darse cuenta qué tipo de eventos son los que atraen a estos jóvenes que generan los altercados y ya planean actividades distintas de cara a las próximas ediciones de las fiestas populares .

Compartir el artículo

stats