Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parques de «agility» para perros, mucho más que un pipicán

La última moda en los pueblos es tener recintos para que los canes hagan ejercicio físico y socialicen

Inauguración del parque canino de Oliva, el viernes pasado. | LEVANTE-EMV

El viernes pasado se inauguró en Oliva el primer parque canino de «agility» de la ciudad, en el que el ayuntamiento ha invertido 37.000 euros. Está situado en la entrada norte, junto a la carretera N-332, frente al cuartel de la Guardia Civil y al lado de Frumesa. Tiene arbolado, una fuente, y papeleras para depositar los excrementos. La concejala de Bienestar Animal de Oliva, Anna Mena, explica que la intención del Gobierno local es ir ampliando estos espacios. Se está construyendo otro en el sur, en el polígono Jovades, que estará listo en breve.

Son parques que van más allá del pipicán, ya que están vallados y tienen aparatos diseñados para que los perros hagan ejercicio y se diviertan. Y empiezan a estar de moda en los pueblos. En Beniarjó la empresa de cítricos Vicente Giner donó hace dos años al ayuntamiento una parcela para el esparcimiento de las mascotas.

En Gandia hay varios, como el parque Joan Fuster o en Roís de Corella. En cuanto a los pipicanes en Gandia la tendencia es ir desmantelándolos, o no implantar nuevos. «Es un tema polémico porque todo el mundo quiere un pipicán, pero no cerca de su casa», reconoce la concejala Liduvina Gil, «por tanto debemos recordar la responsabilidad de los propietarios de recoger las defecaciones, para que los espacios sigan siendo agradables».

En Tavernes hay cuatro, dos en el núcleo urbano y dos más en la playa. En ellos el ayuntamiento ha organizado ya algunas actividades como jornadas gratuitas de socialización canina y tenencia responsable de mascotas.

Compartir el artículo

stats