Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia comienza a sustituir los carriles bici por "vías compartidas" de baja velocidad

Muchos carriles bici han quedado obsoletos y la apuesta es «pacificar» el tráfico con el máximo respeto a los peatones

Un patinete circula, ayer, por el carril de vía compartida en la recién asfaltada calle de Sant Vicent Ferrer. levante-emv

No existe un plan detalladamente elaborado, al menos que se haya hecho público, pero el Ayuntamiento de Gandia sigue dando signos de querer impulsar, lentamente, un cambio en el modelo de circulación de vehículos por sus calles, porque resulta evidente la concurrencia, cada vez más extendida, de coches, motos, patinetes y bicicletas, a los que, obviamente, se suman los viandantes.

El concepto que se está implantando se aprecia en las acciones que se realizan, y apunta claramente a la sustitución de muchos carriles bici mal señalizados y obsoletos, como el de la avenida de la República Argentina, por las ahora llamadas «vías compartidas», que, como su nombre indica, se destinan a todo tipo de vehículos, para lo cual es necesario una significativa reducción de la velocidad para evitar accidentes.

Todos los vehículos en un espacio

Vías compartidas, un modelo muy habitual en ciudades de mediano tamaño de Europa, existen desde hace tiempo, como se aprecia en la avenida de Beniopa, pero en los últimos meses se han visto nuevas. La última, de hace apenas unos días, se ha señalizado en la calle de Sant Vicent Ferrer, cuya observación resume claramente el concepto que las autoridades locales quieren implantar.

De los dos carriles en una misma dirección, desde Benipeixcar hacia el Teatre Serrano, el de la derecha es el «compartido». Por ese carril, al que le han pintado varias señales de limitación de velocidad a 30 kilómetros por hora, circularán bicicletas y patinetes, que deben evitar las aceras, pero también los coches y las motos. El carril de la izquierda, a la que no se le ha pintado la señalización de calzada compartida, el límite de velocidad será de 50 por hora, el máximo permitido en vías urbanas, de manera que, en cierta medida, queda reservado para vehículos a motor.

Como en la calle de Sant Vicent, este concepto está llamado a extenderse por Sant Rafael y, por similitud, en avenidas como las de València o Alacant, que también disponen de dos carriles en la misma dirección.

En no pocas ocasiones el concejal de Movilidad de Gandia, Nacho Arnau, así como responsables de Tráfico de la Policía Local, han dado a entender que, por sus dimensiones y trama urbana, Gandia tiene que implantar ese nuevo modelo. Salvo excepciones, como ocurre en la avenida del Grau o en la ronda de l’Anella que discurre al sur del distrito del Raval, los carriles bici no dan el resultado que se esperaba y, en los casos peores, llegan a ser un peligro para usuarios y viandantes. No son pocos los incidentes y sustos que se producen en la República Argentina, donde muchos ciclistas, a quienes ahora se suman conductores de patinetes eléctricos, saltan de la acera al carril bici y de aquí al de vehículos en una imagen que revela un cierto caos en el tráfico rodado con elevado riesgo para el peatón.

Normas que se incumplen

Las «calzadas compartidas», en cambio, aglutinan en un mismo espacio a todo tipo de vehículos, motorizados o no, y por eso los responsables municipales de Movilidad consideran fundamental transmitir al conjunto de ciudadanos la idea de «pacificar» el tráfico, empezando por reducir la velocidad y dejar las aceras, paseos y áreas peatonales para quienes van andando.

En ese concepto los carriles para bicis y patinetes se reservan para conectar distancias mayores, como el Grau o la playa, así como para desplazarse a otros municipios. También pretende evitar algo que, pese a un incremento de los controles, no se ha conseguido, como es la circulación de esos vehículos por calles peatonales, especialmente las más concurridas, porque muchos conductores incumplen la ordenanza municipal y van sorteando viandantes, a veces a velocidades que se aproximan a lo temerario.

Compartir el artículo

stats