Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tormenta descontrola el alumbrado de Gandia

Los rayos alteran el sistema, que deja farolas encendidas durante gran parte de la mañana

Las farolas del Paseo, encendidas ayer a las 9 de la mañana. levante-emv

Ahorrar energía siempre ha sido un objetivo saludable, pero ahora, en el contexto internacional y con las medidas dictadas por el Gobierno de España, esa acción es todavía más necesaria, amén de una obligación.

Por eso resulta chocante y llama la atención de muchos ciudadanos que a las 9 de la mañana, dos horas después de hacerse de día, sigan encendido el alumbrado público. Ocurrió así ayer en el tramo inicial del paseo de les Germanies, una de las vías más concurridas de la ciudad.

Ante ese toque de atención de algunos ciudadanos, que incluso acusaban al ayuntamiento de ignorar las medidas de ahorro energético, este periódico preguntó por el motivo y, efectivamente, no se trataba ni de un olvido ni de una acción atribuible a un olvido.

El concejal de Servicios Urbanos, Miguel Ángel Picornell, se interesó por esa situación y, tras consultar con la empresa que se encarga del mantenimiento del sistema de alumbrado público en toda la ciudad, explicó que, de la misma manera que los rayos provocan desperfectos en muchas infraestructuras, también afectan a los sistemas de control de encendido y apagado automático de las farolas.

La tormenta de la noche anterior alteró el dispositivo, que no funcionó a primera hora de la mañana y por eso las farolas seguían encendidas.

Cierto es que hoy en día el alumbrado usa bombillas de muy bajo consumo, pero vista la situación resulta imprescindible el máximo celo en el ahorro energético. Primero porque así debe ser y segundo para dar ejemplo al conjunto de la ciudadanía.

Compartir el artículo

stats