El Gobierno local de Tavernes de la Valldigna, formado por Compromís y PSPV, ha comunicado a la Penya Taurina Bous a la Vall que no está dispuesto a facilitar ni a autorizar la celebración de vaquillas en una plaza desmontable que esa entidad pretendía instalar en la zona de Marjaletes durante las próximas fiestas locales.

Representantes de la peña taurina se han reunido con el el alcalde, Sergi González, y los concejales Éncar Mifsud y Miquel Tur para trasladarles la intención de organizar la suelta de vaquillas, siempre dentro de la plaza, durante seis sesiones a celebrar entre el 9 y el 18 de septiembre.

En ese encuentro, y a pesar de que no existe ninguna petición formal ni se ha presentado documentación alguna para realizar las jornadas taurinas, el alcalde, Sergi González, ha trasladado a los miembros de la peña que el ayuntamiento, en lo que de él dependa, no autorizará la suelta de vaquillas.

En ese encuentro González no ocultó que los festejos taurinos, que años atrás se celebraban en la calle Major de la localidad, forman parte de la tradición, pero al mismo tiempo argumentó que "la sociedad evoluciona" y que se trata de actos «que se deben suprimir». "Es una cuestión de principios", concluyó la primera autoridad local, quien trasladó a este periódico que la decisión ha sido adoptada con el acuerdo de los dos grupos que forman el gobierno local.

Convocan una protesta

La Penya Taurina Bous a la Vall, disconforme con esa decisión del ayuntamiento, ha optado por convocar una concentración de protesta mañana a las 13 horas, pero asume que, ante la premura de tiempo, le va a ser imposible cumplir con la documentación y las exigencias para tener la plaza, y el dispositivo para la suelta de vaquillas, de cara a las fiestas de este año.

En Tavernes los últimos festejos taurinos tuvieron lugar en septiembre de 2019, durante las fiestas mayores. Los dos siguientes la pandemia impidió siquiera pensar esos actos que la peña ha tratado de recuperar para este 2022.