Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Padre e hijo en el mismo equipo, un caso único en el béisbol español

Los cubanos Loriet Enrique (senior y junior) juegan en el Tigres de Gandia, creado en 2021

Loriet Enrique, padre e hijo, el viernes en Gandia. | J.C.

Loriet Enrique —senior y junior, ya que se llaman igual—, de origen cubano, son un caso singular en el béisbol español, por el hecho de que ambos son padre e hijo y juegan en un mismo equipo, en este caso el Tigres de Gandia, algo que es posible ya que en este deporte no hay límite de edad.

El padre, con 46 años, es el veterano del equipo. El hijo, con 21 años, ha despuntado en las ligas de Cuba y República Dominicana, e incluso estuvo un año becado en el Centro de Alto Rendimiento de Cheste. Actualmente residen en Ontinyent, donde trabajan, el padre en una empresa de energías renovables y el hijo en otra del sector textil.

Loriet Enrique padre llegó de Matanzas, y trabajó durante muchos años en la hostelería de Gandia. Después emigró el hijo, con 12 años. Una vez establecidos en España el padre conoció a su actual pareja, Elena. Y ambos pronto se enrolaron en el béisbol, primero en el Spiaggia y actualmente en el nuevo club, el Tigres, donde también hay jugadores de Alicante, Alcoi, Elx y Ontinyent.

Comentan que en el club también se apoyan para cuestiones extradeportivas, como por ejemplo encontrar trabajo. Estar en un club con ficha federativa puede ayudar en un expediente de arraigo, pero no es algo determinante. Al margen del deporte, el padre cree que la sociedad española es más acogedora con los latinos. «Hace años viví un intento de agresión cuando iba por la calle porque pensaban que era un pandillero, pero afortunadamente eso ya ha cambiado». Volviendo al béisbol, aunque en los partidos de competición también tienen espectadores españoles, anima a que acudan más para que descubran este deporte.

Compartir el artículo

stats