Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de la Safor podrán consultar deudas del IBI desde las notarías

La diputación firma un convenio con el Colegio Notarial para acceder a esa informción

La firma del convenio entre el Colegio Notarial y la Diputació de València Levante-EMV

El Colegio Notarial ha firmado un convenio de colaboración con la Diputació de València para facilitar a los vecinos de los municipios de la comarca de laSafor (excepto de las localidades de Oliva, Tavernes de la Valldigna, Bellreguard, Piles, Miramar y Alfauir) la consulta de las deudas del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) de un inmueble directamente desde las notarías. En concreto, podrán acceder a este servicio los ciudadanos de los municipios de la que tienen delegada la gestión del IBI en el Servicio de Gestión Tributaria de la Diputació de València, que son Gandia, Xeraco, Villalonga, la Font d’en Carròs, Simat de la Valldigna, Daimús, elReal de Gandia, Almoines, Xeresa, Beniarjó, Palma de Gandia, Benirredrà, Benifairó de la Valldigna, Ador, l’Alqueria de la Comtessa, Rafelcofer, Ròtova, Barx, Potries, Palmera, Llocnou de Sant Jeroni y Guardamar de la Safor.

Por medio de este acuerdo, los notarios de estos municipios podrán solicitar telemáticamente información sobre las deudas pendientes del IBI, asociadas a un inmueble, en el momento de su transmisión directamente desde sus despachos, agilizando así los trámites al ciudadano a la hora de tramitar una compraventa.

En este sentido, la Diputación de Valencia ha acogido la firma de este convenio entre su presidente, Antoni Francesc Gaspar Ramos, y el decano del Colegio Notarial de Valencia, Francisco Cantos Viñals. El convenio de colaboración tiene por objeto la comunicación e intercambio de información entre las notarías y la Diputación de Valencia, en materia del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, con el fin de que el que suscribe una compraventa tenga la posibilidad de conocer las deudas pendientes del IBI asociadas al inmueble que se transmite, en la misma notaría que se otorga la escritura pública, a efectos de poder formular la advertencia expresa de responsabilidad del adquirente, por afección del bien, sin necesidad de desplazarse para ello a su ayuntamiento.

La Diputació se suma así al acuerdo marco suscrito entre la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y el Consejo General del Notariado (CGN), de octubre de 2009, que tiene por objeto mejorar la gestión del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU) en diferentes localidades, gracias a la ayuda de la tecnología del Notariado, que permite al ciudadano acceder a una ventanilla única desde las notarías, de consulta de deudas y liquidación de impuestos, antes de la firma de la escritura de compraventa de un inmueble, de forma rápida y segura.

Compartir el artículo

stats