El Club Deportivo de Pesca de Gandia está de estreno. La entidad que, con más de mil quinientos socios figura entre las más numerosas de la ciudad, inaugurará el próximo lunes los trabajos realizados en el albergue, como se denomina el club social, que han supuesto una inversión de 64.000 euros. Esa cantidad ha llegado de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica que, a su vez, se ha beneficiado de los fondos Feder de la Unión Europea.

Jesús Estruch, presidente de la entidad y socio durante los últimos 52 años, explica a este periódico que a la inauguración, que tendrá lugar a mediodía del próximo lunes, acudirá el director general de la AutoridadPortuaria de València (APV), que ostenta la titularidad del suelo en el que se enclava el albergue.

En un primer espacio se ha instalado una exposición permanente de fotos antiguas, a cargo de Suso Monrabal, que permite conocer la trayectoria histórica de un club fundado en 1934. De la misma manera, se han podido digitalizar imágenes y videos de numerosas actividades desarrolladas por sus socios. Otra sala, de un centenar de metros cuadrados, se ha habilitado como espacio multiusos, y el presidente Estruch indica que allí se llevarán a cabo talleres y tutorías para mostrar a los más jóvenes, hasta el grado de Educación Secundaria Obligatoria, algunos de los aspectos de la pesca deportiva. En este sentido, se dará especial importancia a difundir la economía circular y las prácticas de máximo respeto al medio ambiente.

El proyecto ha incluido una completa renovación y adecuación de toda la sede social, algo que la entidad buscaba desde hace años para fortalecer su aspecto social y seguir permitiendo la práctica de la pesca deportiva en las cerca de 250 «pesqueras» que se reparten a ambos lados de la Escollera Norte del puerto de Gandia. De todas esas actuaciones el presidente del club también ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento de Gandia.

Prolongar la concesión

El Club Deportivo de Pesca de Gandia siempre ha estado en el entorno del puerto de esta ciudad. En estos momentos mantienen una concesión administrativa para seguir en la Escollera Norte hasta el año 2025, pero el presidente ya piensa en abrir las negociaciones con la APV para establecer una nueva concesión, a diez años vista, que garantizaría su permanencia hasta 2035.