Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hospital de Gandia implanta un sistema para colocar prótesis con precisión milimétrica

La intervención está asistida por un ordenador que crea una imagen virtual de la rodilla y muestra cómo debe quedar situado el implante

Una operación para la colocación de una prótesis de rodilla, en Gandia Levante-EMV

El servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario Francesc de Borja de Gandia cuenta con un nuevo sistema que permite la colocación de prótesis de rodilla con una precisión milimétrica. Esta nueva tecnología se aplica en tiempo real, durante la intervención, creando una imagen virtual de cómo debe ir ubicado este elemento, lo que mejora de forma sustancial el trabajo del cirujano y, además, también permite una mayor seguridad para el paciente.

El sistema permite la cirugía asistida por un ordenador. Para ello, se colocan unos sensores en el fémur y en la tibia que emiten una serie de señales que recoge una cámara optoelectrónica. Con la información recopilada, el sistema informático desarrolla una imagen virtual en dos vertientes: En primer lugar muestra cómo es la situación actual de la pierna y por otra parte también enseña cómo debe quedar tras la intervención. 

El ordenador capta todos los puntos anatómicos necesarios para la correcta alineación de los implantes y los representa en tres dimensiones. En esa base, la persona que lleva a cabo la intervención puede ver en el momento cómo hay que colocar el implante. En la imagen creada por este sistema se muestra la anatomía del paciente de forma totalmente personalizada, indicando la talla más adecuada de los implantes y su posicionamiento exacto.

Toda esta información va apareciendo en pantalla, de modo que el cirujano conoce en todo momento si la intervención se está desarrolando dentro de los parámetros establecidos. 

Según explica el jefe de servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital de Gandia, Damián Mifsut, se trata de un sistema "especialmente útil en rodillas con grandes deformidades o cuando existe material de osteosíntesis implantado previamente que impide la instrumentación con técnica convencional".

Además, el sistema incorpora un dispositivo llamado ‘BalanceBot’ que permite conocer la tensión ligamentosa de la rodilla en todo su rango de movilidad. Con ello, se evita que la prótesis quede demasiado constreñida o demasiado laxa e inestable.

"Conocer el estado de las partes blandas a través de este dispositivo también es fundamental, debido a que nos encontramos con rodillas muy desgastadas con grandes alteraciones del eje de la pierna, lo que altera la tensión de los ligamentos laterales", ha añadido el doctor Mifsut. 

Compartir el artículo

stats