Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un cuadro desconocido del conde de Oliva vuela de una subasta en Londres

El retrato de Serafí de Centelles (1460-1536) fue vendido a un comprador desconocido y salía por un precio de 10.296 euros. El lienzo, posterior a su muerte, es obra de Juan van der Hamen, un autor del barroco con obras en el Prado

Imagen parcial del cuadro subastado y vendido en Londres Levante-EMV

Un cuadro hasta ahora desconocido de Serafí de Centelles, uno de los más destacados condes de Oliva, ha aparecido en una casa de subastas de Londres y ha sido vendido a un comprador del que no se han dado detalles. Dado que hoy en día los interesados pueden pujar vía telemática, el destino de la pintura, que tampoco se ha revelado, puede estar en cualquier lugar del mundo.

Fue el profesor universitario Vicent Escartí quien, el pasado mes de junio, se percató de la existencia del cuadro y de que se vendía en pública subasta. La identificación del personaje que aparece quedó clara porque, en la parte inferior del lienzo aparece la inscripción «Seraphin Carroz de Centelles», y su catalogación incluía otro rótulo que advertía que era el óleo de un «gran hidalgo español del siglo XVI». Los datos históricos, por lo tanto, concordaban plenamente.

El profesor Escartí se puso en contacto con el Ayuntamiento de Oliva pensando que podría estar interesado en el hallazgo, e incluso en su posible adquisición para incrementar el patrimonio histórico local con una obra de arte que retrata a un personaje de enorme relevancia en la historia de esta ciudad de la Safor.

Efectivamente el historidor Escartí no iba errado y el interés municipal por la obra existió. De hecho, el concejal de Cultura, Julio Llorca, explicó ayer a este periódico que comprobaron la información y vieron el cuadro de Serafí de Centelles en aquella casa de subastas londinense, pero ya no llegaron a tiempo para gestionar nada porque en el rótulo aparecía como «vendido». Se desconocen detalles de esa operación, pero el valor de salida estaba en 10.296 euros.

El cuadro es obra del pintor madrileño Juan van der Hamen (1596-1631), que destacó por sus trabajos de estilo barroco. Entre las más conocidas figura «Retrato de un enano», que está en el Museo del Prado, y podría ser el autor de otra pintura conocida de Quevedo.

El conde ilustrado

Serafí de Centelles fue el segundo conde de Oliva. Hijo primogénito de Francesc Gilabert I de Centelles, también ostentó el título de señor de Rebollet, Nules, Pego, Mula y Vall de Laguar. Nacido en València hacia 1460 y muerto en la misma ciudad el 16 de enero de 1536, Serafí es conocido como «el Gran Conde de Oliva» porque su vida transcurrió, salvo discretos y breves períodos de tiempo, ligada a esta ciudad y a la capital de reino, València.

El hasta ahora desconocido cuadro vendido en la subasta de Londres es una de las poquísimas figuras en las que se puede apreciar el rostro de Serafí de Centelles, si bien no puede saberse si la cara responde al aspecto real que tuvo el conde, al haber sido pintado por un autor que no llegó a conocerlo.

Entre otras obras con la imagen de Serafí de Centelles destaca la que aparece junto al rey Fernando el Católico entrando en Málaga después de una batalla contra los sarracenos. Esa escena histórica se inmoralizó en el friso de la Sala de Armas del Palau Comtal de Oliva, que fue adquirido, en 1980, también en subasta, por la Hispani Society de Nueva York y que se expone en su sede.

Compartir el artículo

stats