Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El edificio en ruina frente al Palau de Gandia se cae a pedazos

Parte del inmueble se ha venido abajo, los técnicos estudian el estado y la calle del Duc Alfons el Vell ha tenido que ser cortada

El edificio que ha sufrido derrumbes, con la calle cortada por la policía Levante-EMV

Hace muchos años que el edificio de la calle del Duc Alfons el Vell situado frente al Palau Ducal de Gandia sufre desprendimientos que han obligado, en numerosas ocasiones, a acotar las aceras para evitar riesgos. Pero lo ocurrido a mediodía de ayer jueves es mucho más grave.

Varias personas han narrado a este periódico cómo alrededor de las 13.30 horas escucharon dos fuertes estruendos que anunciaban la caída de cascotes, posiblemente de parte del tejado, e incluso de la rotura de vidrios. El inmueble ha sufrido ahora desplomes en su interior, porque de fachadas hacia afuera no se han visto cascotes.

Poco después los técnicos y bomberos que acudieron al lugar comprobaron que, efectivamente, una parte del tejado se había desplomado y, al caer sobre las tres plantas, que están en un avanzado proceso de degradación, se ha producido, por el peso, el efecto dominó, de manera que el boquete va desde las tejas hasta la planta baja.

Avisados agentes de la Policía Local, que se encontraban a escasos 50 metros, en la plaza Major, inmediatamente se consideró oportuno impedir el paso de personas por la acera situada en la fachada principal del edificio, así como la calle d'Alexandre VI, sobre la que también recae este inmueble declarado en ruina desde hace tiempo. Poco después, sin embargo, los técnicos han corroborado la gravedad de la situación estructural del inmueble y han considerado oportuno cortar no solo la totalidad de la calle Alexandre VI, que es peatonal, sino también la del Duc Alfons el Vell, uno de los principales ejes viarios del centro de Gandia. 

El motivo, obviamente, no es otro que garantizar la seguridad, no sea cosa que al derrumbe producido en el interior se sucedan desprendimientos hacia el exterior. Tanto es así que una parte de la fachada de la calle d’Alexandre VI aparentemente se ve abombada. Efectivos de bomberos también se personaron en el lugar para analizar la situación y, en su caso, adoptar nuevas medidas, pero tuvieron que salir de la finca porque no se puede garantizar su estabilidad.

Paralelamente, se ha ordenado que las calles sigan cortadas y el vaciado de una cochera situada en el edificio de al lado. Ahora se estudia cómo articular que puedan entrar y salir personas del Palau Ducal. Si no hay garantías de seguridad, se optaría por hacerlo por otro acceso.

La lluvia caída esa mañana de jueves en Gandia puede que esté entre las causantes de este nuevo incidente, pero lo bien cierto es que el edificio que enfrenta al Palau Ducal se encuentra en situación se ruina. Además, el ayuntamiento ha dictado varias resoluciones dirigidas al propietario para que ejecute las obras que garanticen la seguridad, algo que no se ha producido.

Fuentes municipales indican a este periódico que el edificio fue recientemente adquirido por una empresa y que ya está en trámites para ejecutar una actuación que supondría la rehabilitación de todo el inmueble, garantizando la permanencia de las dos fachadas, que están protegidas, pero ese proceso no ha concluido y el ayuntamiento no ha concedido licencia de obras.

El alcalde de Gandia, José Manuel Prieto, se reunió a primera hora de la tarde con los propietarios de este inmueble, a los que, en primer lugar, exigió la adopción de medidas inmediatas. Durante la jornada incluso se estaba valorando la posibilidad de acometer, en cuestión de días, la demolición del edificio. Ahora bien, salvo que se produzca una excepcionalidad, las dos fachadas están protegidas, y eso dificulta mucho las labores porque, entre otros aspectos, requeriría previamente el apuntalamiento de ambos lados para proceder a derribar por dentro.

La lluvia caída esta mañana de jueves en Gandia puede que esté entre las causantes de este nuevo incidente, pero lo bien cierto es que el edificio que enfrenta al Palau Ducal se encuentra en situación se ruina. Además, el ayuntamiento ha dictado varias resoluciones dirigidas al propietario para que ejecute las obras que garanticen la seguridad, pero lo cierto es que nada de eso se ha producido.

Fuentes municipales indican a este periódico que el edificio fue recientemente adquirido por una empresa y que ya está en trámites para ejecutar una actuación que supondría la rehabilitación de todo el inmueble, garantizando la permanencia de las dos fachadas, que están protegidas, pero ese proceso no ha concluido y el ayuntamiento no ha concedido licencia de obras.

Compartir el artículo

stats