El Ayuntamiento de Gandia va a emprender en los próximos años el proyecto de rehabilitación de edificios más ambicioso desde Simancas. Las actuaciones, en este caso, se desarrollarán en los distritos del Raval y Corea, en zonas en las que se encuentran edificios con más de 50 años y no afectarán solo a un bloque residencial, sino que son 36 los que se beneficiarán en esta ocasión.

Esto será posible gracias a una subvención de 6,3 millones de euros, que el ayuntamiento no descarta que se pueda ampliar hasta incluso más de 8, y que proceden del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea.

Las actuaciones consistirán en la rehabilitación energética integral de los edificios con actuaciones dirigidas a la mejora de cuestiones como la eficiencia, con la apuesta por la energía solar fotovoltaica, la impermeabilización mediante el uso de un material llamado SATE y la accesibilidad con la instalación de ascensores. Estos trabajos beneficiarán a un total de 319 viviendas y nueve locales comerciales.

Gracias a la subvención, se podrá llevar a cabo una inversión media de unos 25.000 euros por vivienda. Eso significa que, en principio, cada propietario solo debería aportar entre 3.000 y 3.500 euros. Sin embargo, este es el punto de partida, ya que, según apuntan desde el consistorio, las ayudas permitirán sufragar entre el 85% y el 100% de las actuaciones, en cuyo caso, lógicamente, los dueños de los pisos no tendrán que realizar ninguna aportación.

Además, una parte de ese dinero, 750.000 euros, irá destinada a la reurbanización del entorno de los edificios, para lo cual se ha elegido el entorno de las casas de los Ferroviaris, en el distrito de Corea y el de la calle Safor, en el Raval.

Así lo explicaron ayer el alcalde, José Manuel Prieto, y las concejalas de Vivienda, Amparo Victoria, que también es presidenta de la Junta de Distrito del Raval, y Servicios Sociales, Inma Rodríguez, presidenta de la Junta de Distrito de Corea.

"Es una actuación importante. Intervenimos en una zona que lo necesita para cumplir la apuesta del gobierno de Gandia y lo hacemos gracias a los Fondos Europeos que nos llegan a través de la Generalitat", señalaba Prieto. "No nos quedamos de puertas hacia fuera de las casas. Ahora entramos dentro para mejorar la eficiencia energética y las condiciones climáticas, en definitiva, mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos" finalizaba el alcalde.

El Ayuntamiento de Gandia actuará como agente rehabilitador y, en estos momentos, está acabando de perfilar la contratación de un equipo multidisciplinar que se encargará de elaborar el proyecto que después saldrá a licitación. Este anuncio tiene fecha de caducidad, ya que, según las bases, las obras deben estar ejecutadas el 30 de junio del 2026, es decir, en algo más de tres años y medio.

Victoria, por su parte, señalaba que "para este gobierno, la rehabilitación de viviendas hacia un modelo más sostenible siempre ha sido una prioridad" e indicaba que "Gandia tiene mucha experiencia en proyectos de regeneración urbana, y somos uno de los ayuntamientos españoles de referencia en este tipo de políticas".

Por último, Inma Rodríguez destacaba que esta ayuda supone una de las mayores inversiones que se han realizado en Corea en las últimas legislaturas. "No debemos olvidar que Corea es una de las barriadas de nuestra ciudad que tiene un gran número de viviendas mayores de cincuenta años y esto puede crear vulnerabilidad habitacional".