La rápida actuación de la Policía Local de Tavernes de la Valldigna y los bomberos del parque de Gandia ha permitido este miércoles salvar a un matrimonio que había quedado atrapado en su casa de Tavernes de la Valldigna. Ha sido la hija la que ha dado aviso a los agentes, cuando ha ido a visitar a sus padres y no solo no podía acceder a la vivienda porque se encontraba cerrada, sino que, además, les veía desde el exterior y les llamaba y estos no respondían.

La chimenea ha sido el origen de la intoxicación Levante-EMV

Esta situación hizo que la mujer se preocupara y de ahí que llamara a los servicios de emergencias. Cuando los agentes llegaron intentaron acceder a la vivienda pero no pudieron ante la imposibilidad de abrir la puerta de hierro, por lo que dieron aviso a los bomberos, que finalmente consiguieron retirar la puerta y acceder.

En el interior han encontrado al matrimonio y, según las primeras investigaciones, todo apunta a que se ha producido una acumulación de gases por la mala combustión de la estufa, motivo por el que no respondían a la hija.

Tras una primera atención por parte del equipo sanitario en la propia vivienda, el matrimonio ha sido trasladado en SAMU y Soporte Vital Básico (SVB) al hospital de Gandia para ser atendido.