Gandia es una de las dos únicas ciudades que tiene fija a toda la plantilla de policía

Según el comisario principal esta situación permite prestar «un mejor servicio»

Un agente controla la entrada al colegio Abecé  de Gandia. | LEVANTE-EMV

Un agente controla la entrada al colegio Abecé de Gandia. | LEVANTE-EMV / Toni Álvarez Casanova. Gandia

Toni Álvarez Casanova. Gandia

Gandia es, junto a València, una de las dos únicas ciudades de toda la Comunitat Valenciana con más de 100 efectivos en su cuerpo de Policía Local que no cuenta con ningún agente en condición de interinidad. Es decir, todos y cada uno de los profesionales que forman parte de la plantilla son fijos y cuentan con la formación completa que se requiere para ejercer como agente de la autoridad. En concreto, la ciudad dispone de 164 efectivos en su cuadrante de la Policía Local, todos ellos con plaza fija, una situación que no resulta nada habitual ya que, en muchas ocasiones, se completan los cuerpos con agentes en interinidad.

Esto se debe, en gran medida, al último proceso de oposición, que ha permitido incorporar a 47 nuevos policías, de los que 13 lograron la plaza en otros municipios pero dentro de las posibilidades de movilidad han solicitado la capital de la Safor como destino, otros 15 se encuentran actualmente en la academia rematando la formación y 19 se sumarán en los próximos meses.

El comisario principal de la Policía Local de Gandia, José Martínez Espasa, explica que hace un año, cuando accedió al cargo, había tres interinos, es decir, personas que no han pasado proceso de oposición, que estaban cubriendo bajas de larga duración de otros tantos agentes. Estos se fueron incorporando tras superar sus respectivas dolencias hasta llegar a esa situación de cero interinos.

«No contar con interinos implica tener un mejor servicio porque tienes policías más formados, con mayor experiencia y dotados con armamento y todo el equipamiento», explica Espasa.

La diferencia entre los agentes que no tienen plaza con los que sí que han superado un proceso de concurso está en que cuando un agente aprueba y logra una plaza pasa un periodo de formación la academia del Ivaspe, tras el cual ya se incorpora al servicio de forma completa.

Los interinos no pueden, por ejemplo, portar armas, ni de fuego ni eléctricas, por lo que normalmente no actúan en situación de seguridad ciudadana. «Son agentes que en un momento dado pueden informar, cortar calles y realizar labores básicas pero no hacen turnos de noche ni intervenciones de seguridad ciudadana», detallaba el jefe de la policía gandiense.

Sin interinos en verano

En el caso de Gandia, Martínez Espasa explica ni siquiera en verano se echa mano de los interinos para reforzar la plantilla de cara a una temporada en la que la población se multiplica de forma muy importante en la capital de la Safor. «Se utiliza a la propia plantilla, con una reorganización de los efectivos o, como mucho, echamos mano de comisiones de servicio», es decir, agentes que solicitan su ingreso temporal en un destino argumentando alguna cuestión que justifique el cambio por la necesidad de estar cerca de su domicilio.

Según revela el sindicato Comisiones Obreras (CCOO), la media de interinidad en los municipios con plantillas de la policía con más de un centenar de efectivos ronda el 5%. La situación de la capital de la comarca de la Safor contrasta con la que presentan, por ejemplo, Torrevieja, donde el 34,17% del cuerpo está formado por interinos, el de Orihuela, con un 21%, o el de Paterna que supera el 13% de su plantilla.