El extraño caso de un yate de 1,5 millones robado en el puerto de Gandia

La Policía Nacional recupera la embarcación y detiene a un hombre de nacionalidad portuguesa

La embarcación incautada por la Policía Nacional en el puerto de Gandia

La embarcación incautada por la Policía Nacional en el puerto de Gandia / Levante-EMV

Sergi Sapena

Agentes de la Policía Nacional han recuperado en el Puerto de Gandia una embarcación sustraída de un puerto deportivo de València y han detenido a un hombre de 34 años, de origen portugués, como presunto autor de los delitos de hurto de embarcación y falsedad documental por falsificar la documentación de un barco y sustraerlo. Además también se le imputa un delito de robo con fuerza en domicilio perpetrado en Santa Pola.

La investigación comenzó tras tener conocimiento los agentes que una embarcación que se encontraba amarrada en el Puerto de Gandia y cuyo valor era de 1.500.000 euros, podría ser la misma cuya sustracción de un puerto deportivo de València fue denunciada un mes antes.

Continuando con las gestiones, los agentes averiguaron que el barco llevaba varios días atracado en el Puerto de Gandia con un amarre temporal, identificando a la persona que habría contratado el mismo, el cual afirmaba ser el legítimo dueño de la embarcación tras haberla comprado hacía un par de meses.

Tras numerosas pesquisas, los investigadores comprobaron que el hombre que decía ser su legítimo propietario, en realidad habría estado trabajando durante dos semanas en el mantenimiento del catamarán, prevaleciéndose de ello para acceder a las llaves y a la documentación del barco, la cual empleó para falsificar un contrato de compraventa a su nombre, cambiar la bandera, el nombre y la numeración de registro de la embarcación, sacándola así del Puerto de Valencia y trasladándola hasta Gandia.

Así mismo averiguaron que el sospechoso estaba tratando de vender el catamarán a un posible cliente, ya que la embarcación se encontraba anunciada en páginas de compraventa de barcos. Ante tales hechos, se detuvo al hombre como presunto autor de los delitos de de hurto de embarcación y falsedad documental, recuperándose la embarcación así como una moto acuática, una embarcación neumática, tres emisoras de navegación y dos transpondedores que han sido entregados a su legítima propietaria.

Además, tras varias gestiones, también se le ha detenido como presunto autor de un delito de robo con fuerza en domicilio perpetrado en la localidad alicantina de Santa Pola tras ser plenamente identificado. El arrestado, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.