Las obras de la Safor que están, y las que se aplazan, en el Presupuesto de la Generalitat de 2024

El Consell relega el depósito de agua para 13 municipios, reduce la partida del tranvía Gandia-Dénia y no contempla iniciar ni el colector de pluviales de la playa de Tavernes ni la variante

Los estudios de los 4 tramos de la CV-60 suman 1,6 millones

La avenida de la Marina de Tavernes, donde sigue pendiente terminar el colector de pluviales.

La avenida de la Marina de Tavernes, donde sigue pendiente terminar el colector de pluviales. / t. á. c.

Sergi Sapena

El presidente del Consell, Carlos Mazón, ya anunció que los Presupuestos de la Generalitat para 2024 serían «duros» y admitió recortes en algunas partidas, como así se ha podido demostrar en el momento en que las cuentas se han hecho públicas y que afectan, sobre todo, a infraestructuras.

Los recortes y los aplazamientos de obras que la comarca de la Safor esperaba es lo más significativo del capítulo referido a inversión en infraestructuras, al menos en aquellos proyectos que figuran explícitamente en el documento entregado a la presidenta de les Corts Valencianes para su debate y votación. Otras actuaciones pueden estar «ocultas» en capítulos genéricos.

Aunque no sea por la cuantía económica pero sí por su trascendencia e importancia, el recorte más significativo de la Safor es el que afecta al proyecto para construir un depósito de 2.000 metros cúbicos junto a los pozos que la Mancomunitat tiene en Villalonga, desde donde se suministra agua potable baja en nitratos a trece municipios de la comarca. El año pasado el Consell del PSPV-PSOE y Compromís incluyeron 1,2 millones de euros, la mayor parte para ejecutar en 2024, pero en este primer presupuesto del PP y Vox la cifra total de inversión se ha rebajado a 645.000 euros y, además, para el año próximo apenas se consignan 10.000. La traducción directa es que el depósito, como pronto, se ejecutaría en 2025. Responsables de la Mancomunitat de la Safor han mostrado su sorpresa y han anunciado que van a pedir explicaciones porque consideran que esa es una obra fundamental para garantizar un servicio básico a los vecinos y vecinas de 13 pueblos.

Algo similar ocurre con el proyecto de construcción del Itinerario Ciclopeatonal entre Potries y Gandia, correspondiente a la llamada Vía Verde del Serpis. De los casi 4 millones de euros que cuesta la obra, el año que viene solo se contemplan 15.000, lo que supone dejar para 2025, si no hay más aplazamientos, el inicio de los trabajos. Además, en estos Presupuestos de la Generalitat no aparece dinero para la ejecución de otros tramos del mismo proyecto, entre ellos el esperadísimo entre Villalonga y l’Orxa, que recorre algunos de los espacios más bellos del itinerario del antiguo ferrocarril Alcoi-Gandia.

Tampoco ha caído bien en Tavernes de la Valldigna que se aplace otro año la obra del colector de aguas pluviales que se proyectó para evitar las habituales inundaciones en la avenida de la Marina y la zona de la avenida de Blasco Ibáñez, al norte del casco urbano litoral. Del total de 960.000 euros que cuesta, y que el ayuntamiento confiaba ejecutar en 2024, solo aparecen 10.000 euros y el resto se relega a 2025.

También de máximo interés para Tavernes de la Valldigna aparecen 255.000 euros para los estudios de la futura variante de la CV-50, pero esa es una actuación que aún está en fase inicial y pendiente de la redacción del proyecto. Imposible fijar una fecha de inicio de las obras.

Es lo mismo que ocurre con el gran proyecto de duplicación y prolongación de la CV-60, que discurre entre l’Olleria y Gandia, que es, según ha prometido el presidente Mazón reiteradamente, una prioridad de la Generalitat en esta legislatura. En los Presupuestos de 2024 aparecen aproximadamente 1,6 millones para avanzar en la tramitación administrativa y los estudios de los cuatro tramos en que se ha dividido el proyecto. Los tres primeros discurren entre l’Olleria y Terrateig y el último de Palma de Gandia a Gandia con sus conexiones con la AP-7 y la N-332. En conjunto esa obra se aproximará a los 130 millones de euros, de manera que, a medida que avancen los estudios, la Generalitat tendrá que mostrar su compromiso con la consignación de mucho dinero.

La zona donde se construirá el depósito de agua de Villalonga.

La zona donde se construirá el depósito de agua de Villalonga. / Levante-EMV

Y finalmente está el anunciado tranvía Gandia-Dénia, que aparece en el presupuesto solo de forma testimonial, a modo de compromiso político. El anterior Consell de la Generalitat llegó a situar 300.000 euros en sus últimas cuentas para pagar los primeros estudios, pero el cambio de gobierno ha rebajado esa cifra a solo 95.500 euros, de los cuales apenas 25.000 para el año que viene. Falta aclarar si en el presupuesto global de Ferrocarrils de la Generalitat se ha podido consignar una partida superior, ya que ese organismo público va a ser el encargado de impulsar una obra que costará más de doscientos millones de euros y que se prevé, al menos, a ocho años vista.

En estos Presupuestos de la Generalitat del año 2024 hay otras actuaciones que afectan a distintos municipios, como los 91.000 euros destinados a la conclusión del proyecto para llevar agua potable a la urbanización Monterrey del Real de Gandia.

Estudios eternos sobre Movilidad y estrategia de Comarcas Centrales

Hay estudios que se prolongan en el tiempo casi de forma indefinida y, año tras año, aparecen consignados en los presupuestos de la Generalitat sin que se sepa cuándo concluirán. Entre los muchos que se encuentran en estos primeros propósitos del nuevo Consell del PP y Vox figuran uno denominado Redacción de un Plan de Movilidad de la Safor que está valorado en 50.000 euros, de los cuales 20.000 son para el año que viene y los restantes 30.000 para el siguiente.

Más importante es la cifra para la elaboración del Plan de Acción Territorial de las Comarcas Centrales Valencianas, valorado en 177.550 euros que, afortunadamente, de han consignado en su totalidad para el año próximo, de manera se espera que el documento vea la luz en breve.

Este Plan de Acción Territorial pretende aportar ideas y actuaciones tendentes a reforzar el espacio que forman las comarcas del sur de la provincia de València y norte de Alicante para su desarrollo económico y social.