El campus de la UPV de Gandia invita a dos institutos a crear una ciberflor

Los alumnos han confeccionado flores con luces y mecanismos tecnológicos

La UPV quiere fomentar la vocación por la tecnología

Los alumnos del IES Valldigna y del CEIP Juan XXIII en el taller del ciberjardín

Los alumnos del IES Valldigna y del CEIP Juan XXIII en el taller del ciberjardín / Levante-EMV

Sonia Codina

La Cátedra de Innovación del campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València (UPV) enseña a 68 estudiantes del CEIP Juan XXIII (Grau de Gandia) y del IES La Valldigna (Tavernes de la Valldigna) para crear una flor o un insecto con un sistema tecnológico. Las creaciones se expondrán en centros preuniversitarios y en la planta baja del Edificio B del Campus de Gandia.

Además, los profesores de los alumnos recibieron antes un curso del Servicio de Formación del Profesorado (CEFIRE), programado desde la Generalitat Valenciana. “Las profesoras del Departamento de Ingeniería Electrónica de la UPV, Asun Pérez y María José Canet, y Sara Ramón, licenciada en Bellas Artes, realizaron esta formación y han seguido el trabajo de los docentes durante el curso”, apunta el profesor José Marín-Roig.

Dos alumnas creando una mariquita con luces.

Dos alumnas creando una mariquita con luces. / Levante-EMV

“Es una flor interactiva que interacciona con los seres humanos y con el medio ambiente. Puede iluminarse cuando nos acercamos, moverse cuando detecta el sonido o plegar sus pétalos cuando detecta lluvia”, explica Marín-Roig. Las creaciones combinan luces led y música y se componen de minimotores, una placa de circuito, batería y cables necesarios para realizar las conexiones. Los materiales han sido aportados por la Cátedra de Innovación y el American Space València. Nerea, alumna del IES La Valldigna, ha expuesto “una flor muy común pero con un mecanismo que la hace singular”, porque “cuando aproximas un objeto a la flor se pone roja y al apartarlo se ilumina un aro de luces”.

Este proyecto educativo que se puso en marcha en el curso 2018-2019 "busca fomentar las vocaciones tecnológicas entre los más jóvenes", añade Marín-Roig. Vicky Vendrell, profesora del IES La Valldigna, cuenta que esta iniciativa “es una oportunidad de acercar a nuestros estudiantes a la universidad e innovar, porque a veces es muy difícil llegar al alumnado, y con un producto final como este siempre les llega y ayuda más”.