La indignación de un exalcalde

El exprimer edil de Benifairó pide que se rectifique una afirmación que se realizó en el pleno sobre la gestión anterior

El exalcalde de Benifairó de la Valldigna, Josep Antoni Alberola

El exalcalde de Benifairó de la Valldigna, Josep Antoni Alberola / Toni Álvarez Casanova

Hay alcaldes que, en su última etapa al frente de los consistorios cuando ven que se acercan los últimos días de su mandato solo están deseando que llegue el momento de acabar. Y es que, gestionar la cosa pública puede ser atractivo pero también resulta muy duro, tanto por la responsabilidad que supone y los quebraderos de cabeza que genera, como el poco tiempo que se puede destinar al tiempo libre.

Por eso son muchos los ejemplos de exalcaldes y exalcaldesas que acaban desligándose de la política local e incluso, en algunos casos, dejan incluso de seguir las cuestiones municipales. No es el caso de Josep Antoni Alberola. Quien fuera munícipe de Benifairó de la Valldigna durante ocho años abandonaba el cargo en junio del 2023 al mantenerse firme en su decisión de ocupar el cargo solamente durante dos legislaturas.

Pese a que ya no está en el ayuntamiento sigue muy de cerca los asuntos municipales, como demuestra en sus redes sociales habitualmente. Hace unos días publicaba un escrito en el que informaba que ha presentado un escrito por registro de entrada en el ayuntamiento para que se corrijan una serie de afirmaciones que se hicieron en uno de los plenos municipales y que considera que dejan mal su gestión al frente del consistorio, una acción que no suele ser muy habitual por quienes dejan el cargo.

Pide una rectificación

En el documento explica que en la sesión del mes de junio se trató la licitación del bar del polideportivo, punto en el que se expuso que para ese trámite se había tomado como referencia el anterior procedimiento, de 2021, cuando Alberola era alcalde. El actual gobierno local (PSPV-PP) señalaba que "si ahora estaba mal, significa que entonces también", a lo que el exprimer edil responde que "no es cierto" y apunta que "entonces se hizo bien y ahora se está haciendo mal".

Alberola explica que eso se debe a que hubo un cambio en la legislación de contrataciones municipales en 2022 y que, por tanto, el actual expediente debía haberse adaptado a la nueva normativa.

El asunto en discordia era si el alcalde podía o no formar parte de la mesa de contratación en el caso de que el órgano que promovía el proceso fuera la propia alcaldía. Según expone Alberola en su escrito, en el momento en el que se hizo la anterior licitación sí se permitía pero se retiró ese privilegio con el cambio legislativo. Pese a ello, continúa, "renuncié (a formar parte de la mesa de contratación) teniendo derecho". En el escrito explica que lo hizo debido a que la persona que se presentaba para gestionar el negocio tenía lazos con una familiar suya.

Por ello, solicita al pleno municipal de Benifairó de la Valldigna que "se rectifique si se ha afirmado que el expediente estaba mal hecho" y pide "que se diga bien según la legislación vigente en el momento".