E. Amat, Valencia

Un incontestable triunfo obtuvo el novillero Cayetano Rivera Ordóñez en la novillada celebrada ayer en la plaza de toros de Zaragoza, dentro del abono de su feria del Pilar.

Con lleno en los tendidos se lidiaron dos toros de Murube para rejones y cuatro novillos del hierro de Daniel Ruiz, que dieron buen juego en general.

Cayetano cortó una oreja a su primero y otras dos orejas con petición de rabo a la muerte del que cerró plaza. La torería, el ritmo y la originalidad fueron los ingredientes de dos faenas de torero muy solvente en la que además lució por su variedad con el capote. Otras tres orejas se llevó en el esportón el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, en tanto que el novillero local Daniel Cuevas se llevó un apéndice auricular.

Victorino decepciona

En la corrida que ponía punto y final a la feria de Otoño de Madrid, los toros de Victorino Martín únicamente triunfaron en la taquilla, ya que se colocó el cartel de No hay billetes. Luego, los astados del carismático ganadero compusieron un lote de toros de desigual presentación y de juego muy complicado en general. La terna se espadas anduvo muy por encima de las complicaciones del encierro, a pesar de que ninguno de ellos llegó a tocar pelo. Tanto El Fundi como Juan José Padilla y Luis Miguel Encabo cumplieron con sobrada profesionalidad.

En cuanto a otros festejos de la jornada, en la plaza cordobesa de Montoro se celebró la segunda corrida de su feria, en la que se lidiaron cuatro toros de García Jiménez y dos de Peña de Francia. Rivera Ordóñez y José María Manzanares salieron a hombros de la plaza tras cortar dos orejas por coleta y otro trofeo se llevó el malagueño Javier Conde. Finalmente, Ortega Cano logró cortar dos orejas en Salobreña, donde se lidiaron toros de Hermanos Tornay. Canales Rivera cortó un total de cuatro orejas y un rabo, en tanto que Pedro Pérez Chicote, se llevó los máximos trofeos en sus dos toros.