Violeta Camarasa, Valencia

El Anuario Gastronómico de la Comunidad Valenciana 2006, la nueva entrega del exitoso libro culinario del crítico de Levante-EMV Antonio Vergara, editado por primera vez en 2004, incluye más de 300 fichas de restaurantes y platos, así como las ya clásicas secciones sobre arroces y las 44 recetas típicas valencianas.

La principal novedad del Anuario 2006, que se presentó ayer en Valencia, consiste en la cata y puntuación de los vinos valencianos. El experto Andrés Proensa, autor de algunas de las mejores guías enológicas españolas, ha seleccionado hasta un total de 24 grandes vinos -entre tintos, dulces y cavas- criados en la Comunidad y cuya valoración les sitúa en primera línea de los vinos mundiales. El Anuario Gastronómico 2006 cuenta con un centenar de páginas más respecto del anterior (en total alcanza 564 páginas), e incorpora secciones nuevas como las dedicadas a los all i pebres, los guisos de barca, los pucheros valencianos o los embutidos y las carnicerías más destacables. También son novedosos los capítulos dedicados a la relación del cine con la gastronomía, al diseño gráfico de las cartas de los grandes restaurantes españoles o las semblanzas de algunos de los maîtres, barmans y sumilleres más característicos de la hostelería valenciana.

En el acto de presentación, Vergara agradeció a los anunciantes el apoyo ofrecido a la presente edición y aventuró que dicha muestra de interés podría mejorar la difícil situación de la gastronomía valenciana. Por su parte, el reputado cocinero vasco Juan Mari Arzak, autor del prólogo del anuario y amigo íntimo del crítico y periodista valenciano, señaló que «hay que agradecerle (a Vergara) todo lo que ha hecho por la gastronomía, sobretodo por la de este territorio».

Joan C. Martín, premio nacional

El enólogo y escritor Joan C. Martín ha obtenido el premio nacional de gastronomía Juan Mari Arzak, patrocinado por la Universidad de Barcelona y el grupo Freixenet, por el artículo de prensa La Cultura del Origen en la Gastronomía. A pesar de la brevedad que exige la prensa, el jurado, presidido por Gonzalo Sol, presidente de la Academia Española de Gastronomía, seleccionó el escrito de entre los cien trabajos presentados, por considerarlo «interesante» y «erudito».