25 de junio de 2010
25.06.2010

La boda de Alberto será en el verano de 2011

El príncipe Alberto se encuentra desde ayer en la isla de Cabrera para grabar una filmación submarina

25.06.2010 | 02:00

La boda de Alberto de Mónaco con la ex nadadora sudafricana Charlene Wittstock se celebrará durante el verano del año próximo, explicó el príncipe de Mónaco en una entrevista publicada ayer por el diario Nice Matin.
Alberto II, que no dio una fecha más precisa para la ceremonia, dijo estar "feliz" tras el anuncio de su compromiso con Wittstock, un sentimiento que dijo querer compartir con la población monegasca.
Preguntado por la personalidad de su futura esposa, el príncipe subrayó que es "sólida", recordó que se ha fraguado "sobre los valores del deporte" y contó que "su interés por las causas humanitarias, en particular los problemas que conciernen la infancia, es expresión de su gran sensibilidad y de su apertura a los demás".
Sobre su futura vida en común, dijo que desea que "Charlene, a la que le gusta Mónaco y que lo conoce bien, entienda todas las especificidades para integrarse plenamente en la vida de mi país. También quiero que la población la acoja con benevolencia. Y que aprecie igualmente lo que su cultura y su mirada nueva nos pueden aportar", concluyó.
Alberto de Mónaco (52 años) conoció a su prometida (que tiene 20 años menos que ella) en 2000, durante una competición de natación que se celebró en el pequeño Estado mediterráneo, aunque la relación no se hizo pública oficialmente hasta 2006.

El príncipe, en Mallorca
El príncipe Alberto II de Mónaco viajó ayer a la isla de Cabrera para participar en una filmación submarina, un día después de su anuncio de boda.
El sucesor de la dinastía Grimaldi llegó esta ayer por la mañana al aeropuerto de Palma y posteriormente se trasladó al parque natural situado junto a Mallorca. Alberto II de Mónaco pasará la jornada en el archipiélago participando en una filmación en aguas de Cabrera que realiza National Geographic en esta reserva marina de Baleares, en colaboración con la Fundación Cousteau y la Fundación Alberto de Mónaco.
Cabrera es un archipiélago de pequeñas islas situado a unos diez kilómetros al sur de Mallorca y parque nacional marítimo terrestre. Está protegido, por lo que para fondear y bucear en sus aguas hace falta un permiso de las autoridades del parque. Hoy el príncipe monegasco participará en una gala benéfica para respaldar las campañas de la organización conservacionista Oceana, que se celebrará en Mónaco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine