04 de octubre de 2010
04.10.2010

Un notable para los alumnos de las escuelas

Los castellonenses Soler y Varea abren la puerta grande y los valencianos Román y Damas cortan sendas orejas de un buen encierro

04.10.2010 | 07:30

La plaza de toros de Castelló abrió sus puertas para ser marco de la semifinal del I Certamen de las Escuelas de Tauromaquia de la Comunitat Valenciana.
Una oportunidad para presenciar las evoluciones de las nuevas generaciones de toreros y calibrar el desarrollo de su aprendizaje. Una reválida septembrina que los jóvenes espadas resolvieron en general con una más que notable calificación.
Ayer, además, se demostró la falsedad del aserto de que de las escuelas salen todos los toreros esteriotipados. Y es que, tal como asegura Pepe Luis Vázquez: «el sentimiento y el estilo son cosas innatas de cada cual». Las escuelas tienen como función enseñar la técnica y el oficio, para que luego sus alumnos sean capaces de desarrollar mejor lo que cada uno lleva dentro. Y los aspirantes que ayer hicieron el paseíllo ratificaron este aserto ofreciendo personalidades muy definidas.
Por otra parte, los erales del ganadero de Albacete Daniel Martínez estuvieron muy bien presentados para este tipo de festejos. Luego, su juego resultó más que colaborador con los actuantes por su nobleza, su clase y la gran calidad y el son de sus embestidas
Román llegaba de actuar el sábado en el festival de Povedilla junto a las figuras del toreo, donde cortó dos orejas y un rabo. Ayer volvió a poner de manifiesto que es un torero sereno y estoico, firme y asentado. Exhibiendo un gran valor de fondo, manejó las telas con templanza y sometimiento, en una labor en la que únicamente pecó de cierto amontonamiento por su exceso de ganas.
El también valenciano Francisco Damas se mostró como un torero bullidor, tesonero, afanoso y espectacular ante el novillo más deslucido del encierro.
El castellonense Vicente Soler sorprendió gratamente por su serenidad, aplomo y soltura en los tres tercios desde que saludó a porta gayola a su antagonista, firmando un trabajo de un más que destacado nivel.
También se abrió un crédito el asimismo castellonense Jonathan Varea, quien exhibió un más que interesante corte en una labor de excelente concepto y una enjundiosa expresión en su toreo.
En cuanto a los alicantinos, Borja Álvarez ligó muletazos con facilidad y templanza al primero de la tarde, en tanto que Vicente Villaverde no se cansó de buscar las vueltas a su oponente.

NOVILLADA
Floja entrada en apacible. Erales de Daniel Martínez, bien presentados y de excelente juego. Borja Álvarez (arena y oro), saludos. Francisco Damas (verde oliva y oro), oreja. Vicente Villaverde (celeste y oro), saludos. Román (rosa y oro), oreja, Vicente Soler (blanco y plata), dos orejas. Jonathan Varea (tabaco y oro), dos orejas. Entre las cuadrillas destacaron con los palos Daniel Oliver, Josele y Alfonso Carrasco, en la brega de Raúl Martí y Tomás Garibo por su oportunidad en quites. Presidió con acierto Cayetano Gómez. Soler y Varea salieron a hombros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine