20 de octubre de 2010
20.10.2010
Carlos Pérez Peña

"El director me confundía a veces con Bruce Willis"

20.10.2010 | 02:00
"El director me confundía a veces con Bruce Willis"

Se siente orgulloso de haber sido el "doble" del popular actor en
"The cool light of day", la película rodada en la costa alicantina. Si de él depende, ésta no será su única colaboración con el séptimo arte.

¿Cómo llega un bombero del parque de Elx a convertirse en el doble de un actor de la talla de Bruce Willis?
Algunos de mis compañeros ya habían hecho de extra en una película de Asterix y Obelix y me dijeron que podía inscribirme en una web, porque a mí me resultaba interesante participar en un largometraje. Me apunté a un casting sin saber para qué película y una semana después me comunicaron que lo había pasado y que iba a hacer de extra y de doble de luces del protagonista. Cuando pregunté que quién era el protagonista me contestaron que era un americano, el mismísimo Bruce Willis. Casi se me cae el teléfono de las manos.
¿Cómo fue el rodaje?
Han sido dos semanas de rodaje en Granadella, en Moraira, en el puerto de Villajosa, en la Ciudad de la Luz y en el aeropuerto. Luego me dijeron que fuera otra semana a Madrid una vez que Bruce Willis se había marchado por si había que hacer algún plano más.
¿En qué ha consistido su tarea?
En principio mi misión era ser lo que ellos llaman el doble de luces, es decir, cuando van a rodar un plano de diez segundos necesitan primero colocar el plano, los filtros de luz, los micrófonos y para eso necesitan una persona que haga el papel del actor, aunque realmente esas escenas no se graban. Este tipo de cosas las cuidan mucho y una vez que todo está preparado y milimétricamente controlado es cuando actúan los actores principales. Pero luego también he participado como doble fotográfico en dos o tres ocasiones, en escenas que se toman de lejos y que se graban desde atrás, y esas sí que las veremos en la cinta.
¿Y que hay que tener para hacer de doble de Bruce Willis?
En mi caso medir 1,83 y pesar 85 kilos, aproximadamente la misma complexión que el actor americano. Además, la forma de la cabeza por detrás es idéntica. De hecho, a veces el director en situaciones de poca luz me confundía y me hablaba como si fuera Bruce Willis.
Y ¿cómo es?
Es una persona distante, que suele mantener las distancias. Por ejemplo, Henry Cavill era absolutamente afable y comía en el catering con nosotros. Con Bruce he cruzado algún saludo y alguna broma: en algún momento se ha dirigido a mí en perfecto español diciéndome "Hola, Bruce", pero hay mucha protección en torno a él para que la gente no le moleste.
¿Le ha ayudado ser bombero?
Muchas empresas suelen emplear bomberos para este tipo de doblajes por nuestra disponibilidad, porque no solemos ponernos nerviosos ante situaciones de riesgo y porque somos disciplinados.
¿Se paga bien?
Para nada. Cada día de rodaje dura 10 ó 12 horas y a un doble le pagan 70 euros al día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine