13 de septiembre de 2013
13.09.2013
40 Años
40 Años

¿Por qué nos cuesta tanto aprender inglés?

Ana Botella ha vueto a poner de manifiesto el problema que los españoles tenemos con este idioma

13.09.2013 | 09:51

Ana Botella y su "relaxing café con leche in Plaza Mayor" y el "Don´t listen the ask" del presidente del COE, Alejandro Blanco han vuelto a poner de manifiesto el problema de los españoles con el inglés.

Una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre el aprendizaje de idiomas nos deja unos resultados desalentadores. A pesar de que la gran mayoría asegura haber estudiado un idioma, uno de cada tres no está satisfecho con su nivel de conocimientos, y solo 1 de cada 10 españoles declara tener un nivel avanzado de inglés.

Pero ¿por qué nos cuesta tanto aprender inglés? Según los expertos, se debe a varios factores aunque uno de los principales es el miedo al ridículo. Una encuesta de la Cambridge University Press recoge que el 81% de los españoles tiene miedo a hacer el ridículo y un 90% siente vergüenza cuando se ve obligado a comunicarse en el idioma de Shakespeare.

El hecho de que en España no se emitan en versión original películas y series también nos dificulta el aprendizaje de este idioma. Según un estudio de Estudio Europeo de Competencia Lingüística (EECL), la escucha y visionado de productos audiovisuales en versión original en televisión mejora un 21% los resultados de los estudiantes en comprensión oral.

"Relaxing café con leche"

Lo de Ana Botella durante la presentación de la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020 no es más que una nueva anécdota que se suma a las ya vividas por ilustres españoles a la hora de comunicarse en inglés.

La imagen de Mariano Rajoy con David Cameron y su ´It´s very difficult todo esto´ difícilmente podrá borrarse de nuestras retinas como tampoco lo hará el ´In the last time of government, all the day, everyday, bonsais" de Zapatero mientras daba un paseo informal por la Moncloa con Jacques Chirac y Gerhard Schroeder.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook