Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Realeza

La monarquía rejuvenece

Tras la entronización de los nuevos reyes de Holanda, Bélgica y España la media de edad de los soberanos europeos ha descendido casi diez años, aunque sigue en 63,8

El rey Felipe VI junto a su padre.

El rey Felipe VI junto a su padre.

Las cabezas coronadas, los hombres y mujeres que ocupan el trono de la decena de monarquías que subsisten en Europa, arrojan una media de edad de 63,8 años. Hace apenas un año, antes de que los monarcas de los Países Bajos, Bélgica y España se decidiesen a dejar el cetro en mano de sus sucesores, superaba los 70 (72,3).

El rey Felipe VI, a sus 46, es el regente más joven. Su padre había cumplido en enero 76 y ya se había situado en lo alto de la tabla, sólo superado por la reina más longeva, Isabel II, de 88 años, y el titular de la corona de No-ruega, Harald, de 77. Hacia él se dirigen ahora todas las miradas, toda vez que la reina Margarita de Dinamarca (74 años) ha dejado claro que no tiene intención de abdicar.

El rey Guillermo Alejandro de Holanda es apenas unos meses mayor que su colega español y ya tiene 47 años. Pero fue el primero de su generación en ceñirse la corona y rejuvenecerla su madre Beatriz es de la misma «quinta» que Juan Carlos I y está a punto de celebrar su primer año de reinado. Después fue el turno de Felipe de Bélgica, aunque el rey de los belgas (54 años) es algo mayor que sus compañeros. Sin embargo, su padre, Alberto II, ya soplaba ochenta velas. Las tres esposas de los reyes del siglo XXI, Máxima, Matilde y Letizia, año arriba año abajo, son de edades similares y han llegado a ser reinas consortes a los cuarenta.

Antes que ellos, en 2005, Alberto II sucedía a su padre Raniero III en el principado de Mónaco, pero no por abdicación, sino tras su fallecimiento a los 82 años. Alberto, de 56 años, subió al trono del pequeño estado soltero y se casó hace dos años con Charlene Wittstock, que en la actualidad espera su primer hijo.

Isabel II continúa siendo la más veterana y ha batido los récords de permanencia en el trono. A sus 88 años goza de una excelente salud y ha dado muestras de que su intención es seguir coronada hasta que muera. Su hijo Carlos, el príncipe de Gales, que ya supera los 65, se ha convertido en el heredero de mayor edad y hay quien apuesta a que a la queen la sucederá su nieto Guillermo, que goza de mayor popularidad y se encuentra en la treintena. Tampoco hay signos de cansancio en la reina Margarita de Dinamarca, de 74 años. El monarca sueco, Carlos Gustavo, tiene 68. Le sucedería la única princesa heredera de su generación, Victoria.

Liechtenstein es también un pequeño principado, a cuyo frente se encuentra Juan Adán II, de 69 años, y el actual gran duque de Luxemburgo es Enrique, de 59.

Compartir el artículo

stats