Coco Chanel fue una gran mujer, pero no siempre fue una mujer, ni grande. Gabrielle también fue niña. Una niña pequeña. La Coco pequeña no tuvo una infancia fácil: creció en un orfanato y era diferente a las demás. Pero tenía un don. Un día Coco hizo un sombrero...

Casi todo el mundo conoce la vida de una de las diseñadoras de moda más influyentes de la historia. Han leído biografías, han visto documentales y películas, han visitado exposiciones. Pero ¿la conocen los niños y las niñas? ¿saben que la mujer que revolucionó la indumentaria en los años 20 fue tan pequeña como ellos? ¿que sus sueños de niña tejieron su legado de adulta? Isabel Sánchez Vegara (creativa publicitaria), con los textos, y Ana Albero (formada en la Universität der Künste de Berlín y que ha trabajado para The New York Times o Cartoon Network), con las ilustraciones, se lo cuentan ahora. La vida de la pequeña Gabrielle Bonheur „su verdadero nombre„ antes de ser la gran Coco Chanel.

El mítico personaje como nunca antes fue contado. En el lenguaje de los más pequeños. Para que entiendan, desde su metro de altura, la grandeza de una mujer. De las mujeres. Gabrielle Chanel nació el 19 de agosto de 1883 en Saumur, Francia. Su madre murió cuando apenas contaba 11 años y su padre la internó en un asilo de monjas (era una niña «diferente», se apunta en el relato). Allí aprendió a coser. A los 18 años consiguió un empleo como vendedora en una tienda. También hacía sus pinitos en un local de Moulins («Por el día cosía, por la noche cantaba», dice el cuento) y fue allí donde adoptó el sobrenombre de Coco.

Luego conoció a Boy Capel, uno de los hombres de su vida, y decidió montar primero una sombrerería (su sombrero, narra Sánchez Vergara, «era distinto, no parecía un florero»), luego un negocio de modas. Así nació, en la Rue Cambon de París, la mítica maison Chanel. Y llegaron los vestidos negros, y el tweed, y los bolsos acolchados, y las perlas renovadas, y los pantalones femeninos y se liberó el cuerpo encorsetado de la mujer. Una de las revoluciones de la moda del siglo XX. Gabrielle Bonheur, la gran Coco Chanel que un día fue pequeña, falleció el 10 de enero de 1971 en su apartamento de París.

Gabrielle y otras grandes

La idea parte de la editorial Siruela. Con «Pequeña&Grande», su nueva colección, quiere descubrir a niñas y no tan niñas quiénes eran y qué lograron las más grandes mujeres de la historia contemporánea. Como Coco Chanel. Pero después vendrán pintoras, aventureras o científicas. Las mujeres de la historia. Antes de ser mujeres y de formar parte de la historia, mujeres que una vez crecieron y dejaron su huella en ella. Pequeñas y grandes.

El libro ilustrado se presenta esta misma tarde en Barcelona, a las 19,30 horas, en La Central del Raval (c/Elisabets, 6) y contará con la participación de Isabel Sánchez Vegara (autora) y Ana Albero (ilustradora) así como Diana Fenouil (Jefa de Prensa de Chanel España) e Idoia Moll (directora de Alba Editorial).