Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Marcos García Rey

"Internet puede ser un lugar seguro si se crea un ecosistema de seguridad"

«No se sabe se Falciani es un héroe o un ladrón», reflexiona el investigador

"Internet puede ser un lugar seguro si se crea un ecosistema de seguridad"

"Internet puede ser un lugar seguro si se crea un ecosistema de seguridad"

¿Falciani es un héroe o un villano?

Después de mucho investigar, no se sabe si es un héroe o un ladrón. Quiso vender la información en varios países, entre ellos Brasil y Líbano. Cuando le «pillaron» los servicios secretos suizos y registraron su casa, huyó en coche, con su familia, hasta Francia. Allí no tuvo asilo y llegó a España. Decidió colaborar con las autoridades españolas y consiguió protección estatal. Se quiso lucrar con esa información, pero luego ha colaborado con las autoridades francesas y españolas. Es un poco héroe y un poco villano.

¿Cómo llega el contenido de «lista Falciani» a los periodistas del Consorcio Internacional?

La información llegó a Le Monde a través de un funcionario del gobierno francés. Éste es más héroe que Falciani porque no pidió ningún tipo de transacción, lo hizo por el bien público. Son 60.000 archivos, unos 600.000 folios, que colapsaron el sistema de impresión del periódico. Llamaron al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación „compuesto por 185 periodistas de 75 países„ y nos pusimos a organizar la información.

Aparecen pocos nombres de españoles en la lista...

No nos hemos reservado nada. No hay censura de ningún nombre ni dato. Hay cuatro mil cuentas de españoles, pero muchas no son de personas conocidas. Nosotros exigimos a El Confidencial y a laSexta, los medios con los que llegamos a un acuerdo para que publicaran nuestra investigación, que sólo publicaran los nombres de interés público. El resto no nos interesaba.

Montoro dijo que sólo es un aperitivo de los datos que maneja la Agencia Tributaria.

Montoro no tenía todos los archivos, sólo los de la parte española. Nosotros nos hemos dedicado a la investigación global, no país por país. La parte nacional la han trabajado los 54 medios de comunicación con los que llegamos a un acuerdo. Montoro habla de estimaciones, nosotros de datos. Si Montoro tiene más me parece bien, es su trabajo.

Se han caído muchos mitos...

Quien lleva el dinero a la banca privada suiza o a paraísos fiscales es por dos razones: evadir impuestos o blanquear dinero de actividades ilícitas. Tener el dinero en la banca privada suiza es caro.

¿Habrá una segunda parte del «Swiss Leaks»?

Puede haber más. De los 60.000 archivos filtrados por este empleado francés ya está todo liquidado. Nuestro trabajo acabó el 8 de febrero, pero quedan muchas historias por contar.

Assange, Snowden, Falciani... ¿Son tiempos en los que merece la pena jugarse el tipo?

Los periodistas siempre hemos tenido que sacar los trapos sucios del poder. Ahora contamos con unas herramientas maravillosas para hacer periodismo de investigación mejor que nunca. Herramientas digitales para análisis de datos, de muchos archivos, que te permiten en pocos meses documentar, como en este caso, todo el trabajo sucio que hace la banca suiza. Lo importante no son los nombres de Alonso o Botín, sino que se puede demostrar cómo todo un sistema funciona al margen de la ley.

¿Internet es un lugar seguro?

Puede ser seguro si se crea un ecosistema de seguridad, como en el mundo 2.0. En investigaciones con archivos sensibles, expuestas a ataques informáticos de bancos o gobiernos, hay que rodearse de buenos profesionales que respeten y se tomen muy a pecho los parámetros de seguridad. Con una sola fuga de seguridad se te puede caer todo el sistema. Hay que trabajar con plataformas digitales seguras, pero eso no basta.

Entonces, ¿la vigilancia en Internet no es una paranoia?

No lo es. Mi teléfono está pinchado desde hace ya muchos años. Es normal. Procuro no utilizar el móvil para el trabajo y si tengo que hacer una llamada voy a una cabina pública. No utilizo locutorios, siempre están pinchados por la policía... Son normas básicas que hay que seguir. En el caso de Internet utilizamos plataformas seguras.

¿Los medios de comunicación se han debilitado ante los poderes económicos y políticos?

En España los medios deben reestructurar sus redacciones porque incluso los más grandes están obsoletos. El talento siempre está, pero falta una buena dirección. En ese sentido, estamos en pañales. No entiendo que no haya unidades de análisis de datos o que se publiquen investigaciones tan mal hechas, sin un método. No hay editores, ni abogados que se lean las piezas. Los medios no están débiles, se han hecho débiles ante el poder. Deben reformarse.

Compartir el artículo

stats