Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alternativas ecológicas

La filosofía que huye del plástico

La organización Sinplástico es la primera en España dedicada a comercializar artículos sin componentes plásticos

La filosofía que huye del plástico

La filosofía que huye del plástico

Botellas, sillas, bolsas... Está por todas partes y su rastro permanece durante siglos. El plástico, uno de los productos con mayor presencia en la sociedad, forma parte de las principales amenazas medioambientales, sobre todo en el mar, donde cada año se vierten ocho toneladas de residuos plásticos. Sus efectos contaminantes pueden ser fatales, pero ¿es posible vivir sin plástico? ¿Hay alternativas viables y eficaces?

Marion de La Porte está convencida de que sí. Ella, junto a sus compañeros Javier Barrios y Javi Terón han dado forma a la organización Sinplástico, la primera en España que comercializa artículos con 0,00 % de plástico. «Procedemos de movimientos sociales preocupados por la ecología y la salud. Éramos conscientes de que en España no había ninguna web que hablara de la lucha contra el plástico y, a partir de ahí, creamos un proyecto», explica. «Fundamos una pequeña cooperativa en abril y en noviembre abrimos una página web y una tienda online. Vendemos productos sin plástico o alternativos que permiten reducir el nivel de plástico en nuestras vidas», añade de La Porte.

Suman dos mil visitas mensuales, muestra de que esta filosofía de vida, comprometida en la lucha contra el plástico, ha calado. «Estamos en un momento en el que se utiliza mucho plástico, de manera extrema y excesiva. Eso tiene un gran impacto en el medio ambiente y en la salud humana. Hasta ahora no había gran cosa a la hora de ofrecer alternativas ecológicas para todos los sectores, pese a que sí que hay bastante gente interesada y necesita información sobre el tema».

Sinplástico presenta unos 500 productos, seleccionados de empresas españolas, separados en cuatro ámbitos de aplicación. En el de «cocina» se encuentran instrumentos para cocinar y preparar alimentos sin plásticos de por medio, así como alternativas para almacenar los ingredientes. En el de «cuidado personal» hay compuestos de cosmética, de higiene bucal, accesorios de cuidado personal y belleza... Por otra parte, hay un apartado de «bebés» con chupetes, biberones, mordedores y hasta juguetes. En el de «hogar» hay productos de limpieza, ropa, calzado... y, por supuesto, bolsas reciclables.

Todo ello está elaborado con madera, vidrio, acero inoxidable, bambú, algodón, fibras vegetales, cerdas animales o silicona. El precio puede ser superior al de los plásticos, pero es asequible a la mayoría de los bolsillos.

Compartir el artículo

stats