02 de julio de 2015
02.07.2015

Internautas y fotógrafos se movilizan para solicitar la libertad de panorama

La enciclopedia libre Wikipedia, premiada con el Princesa de Asturias, ya ha puesto en marcha una iniciativa para que las imágenes sean libres

01.07.2015 | 21:46

Imaginar un mundo sin imágenes libres suena a película de ciencia ficción. Pero esta pesadilla para muchos, puede convertirse en breve en una realidad. Y es que, a partir del próximo 9 de julio, el Parlamento Europeo decidirá su si prohíbe tomar fotografías de monumentos famosos y lugares públicos para el uso comercial sin pedir autorización previa.

Volvamos a imaginar que queremos hacer una fotografía del Micalet para un folleto turístico. Hasta la fecha, no había problema. Pero dentro de unos días podemos encontrarnos en la tesitura que haya que pedir permiso o que nos pidan derechos de autor. Estamos hablando de la denominada Libertad de Panorama, una disposición en las leyes de propiedad intelectual que permite no tomar fotos de edificios emblemático y esculturas que, por ejemplo, están permanentemente ubicadas en sitios públicos.

Por este motivo, y dado que el próximo 9 de julio la UE debe decidir al respecto, ya han comenzado las primeras movilizaciones para solicitar la Libertad de Panorama.

En concreto, han sido los internautas de la enciclopedia libre Wikipedia, ganadora del premio Princesa de Asturias, y los fotógrafos, los primeros que han alzado la voz por un mundo con imágenes libres.

Esta decisión del Parlamento Europeo ha causado una gran preocupación entre los profesionales más reconocidos del mundo, como Charles Swan, miembro de la junta de la Asociación de Fotógrafos del Reino Unido y abogado especializado en derechos de autor.

Los colectivos de fotógrafos, que califican la medida como «absurda», aseguran que se vulnera la libertad de expresión y que los únicos beneficiados de todo esto serían los arquitectos. «¿Por qué motivo no deberías tomar fotografías de una escena y hacer lo que quieras con ellas?», declaró el abogado al diario británico The Independent.

En estos momentos hay países europeos que, como España, reconocen la libertad de panorama o el derecho a tomar y modificar imágenes de lugares públicos sin infringir las leyes de derechos de autor. Otros, paises como Francia y Bélgica, por ejemplo, no recogen en sus leyes este derecho, obligando a solicitar una autorización especial a los fotógrafos que deseen capturar con fines comerciales monumentos y lugares públicos.

Los miembros de la Wikipedia, afirman que esta medida perjudicaría a más de 500 millones de personas que la consultan y que, por ejemplo, no podrían ver imágenes del Parotet de Miquel Navarro o del propio Parlamento Europeo donde el día 9 de julio se decide si hay o no Libertad de Panorama en España. «Amical Wikimedia», la Asociación de editores, colaboradores y lectores de la Wikipedia en valencià, han puesto en marcha esta iniciativa para tratar de evitar lo que podría ser un daño irreparable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook