14 de junio de 2019
14.06.2019
El comentario del tiempo

Los cristales del tiempo

14.06.2019 | 00:20
Los cristales del tiempo

Hace en torno a seis millones de años el mar Mediterráneo perdió la conexión con el océano atlántico. Este acontecimiento dio lugar a una casi total evaporación del mar que baña nuestras costas dando como fruto una gran cantidad de sedimentos de sal y yeso, conocidos como evaporitas. El paso del tiempo sumado a un proceso de cristalización de estos materiales ha dado lugar, en algunos puntos del mundo, a auténticas obras de arte natural. Espacios subterráneos que albergan una heterogénea cantidad de cristales con diversas formas de tamaño y color. La mayor de ellas se encuentra en México y se conoce como las cuevas de Naica. No obstante visitarlas es una tarea únicamente reservada para geólogos expertos por la dureza atmosférica de sus condiciones: más de 50 grados centígrados y una humedad de entre el 90 y el 99%. Por suerte, la geoda más grande de Europa no solo se encuentra en España, si no que abrirá sus puertas, tras veinte años, este verano. Descubierta en 1999 por un grupo de minerólogos madrileños, la cueva del Pulpí, en Almería, podrá ser visitada a partir del próximo mes de agosto. Se han necesitado casi dos décadas para poder habilitar y crear un entorno seguro para los visitantes que podrán contemplar la magnitud de sus cristales, con ejemplares que superan los dos metros de altura. Este descubrimiento pone de nuevo el foco en la provincia de Almería, una de las más desconocidas de la carismática Andalucía. Y, después de una visita a las profundidades, nada como la oportunidad de descubrir otros grandes parajes naturales de la provincia, como el Cabo de Gata o la playa de los muertos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook