17 de junio de 2019
17.06.2019

Antonio Oliva Cañizares

17.06.2019 | 04:15
Riada de 1997 en Alicante.

El pasado viernes tuve la oportunidad de asistir a la la defensa del Trabajo Fin de Master sobre el Barranco de las Ovejas hecho por Antonio Oliva Cañizares. Fue una magnífica culminación del Grado de Geografia y del Máster en Planificación y Gestión de Riesgos Naturales de la Universidad de Alicante, y lo fue porque en el se vieron aplicados todos los conocimientos teóricos y técnicas aprendidos en el grado y el máster.
Por un lado una pormenorizada descripción de las distintas riadas sufridas por esta cuenca que llega a la zona sur de la ciudad de Alicante, sobre todo las más recientes. Después una descripción de las cartografías de peligro de inundación oficiales, a las que el autor completaba con modelizaciones propias de gran interés. Toda esa cartografía de peligrosidad, exposición, vulnerabilidad y, en definitiva, riesgo debe resultar de gran interés para prevenir problemas futuros en esa parte de la ciudad de Alicante. Hemos de sumar la acertada consideración de nuevos factores de riesgo, como la lámina de mar que entra en la desembocadura del barranco o la derivación de caudales a la cuenca, en caso de llenado del depósito de almacenamiento de San Gabriel.

Por último, el autor se atreve, además, a hacer propuestas de reducción del riesgo de todo tipo, más allá de las ya ejecutadas. Resulta sin duda un trabajo modelo de ciencia aplicada en la prevención del riesgo que debe ser muy tenido en cuenta por las autoridades competentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook