02 de julio de 2019
02.07.2019
El comentario del tiempo

El efecto de las ciudades en el calentamiento global

02.07.2019 | 04:15
El efecto de las ciudades en el calentamiento global

Un artículo de los investigadores Camilloni y Barros de 1998 sobre el efecto de las tendencias de las series urbanas (series térmicas de las ciudades) en el calentamiento térmico global afirma que su influencia es casi nula. Así, las tendencias térmicas de los observatorios urbanos son muy similares a la media planetaria. Otro artículo de Phil Jones y otros climatólogos ratifica este descubrimiento científico. No obstante, hay muchas investigaciones de climatólogos urbanos que demuestran que la tendencia de las series urbanas al calentamiento en el siglo XX e inicios del siglo XXI es claramente superior al de otros observatorios urbanos. Es difícil, por tanto, encontrar un consenso científico, pero es evidente que la isla de calor urbana en grandes ciudades provoca un incremento de las temperaturas mínimas con un ritmo superior respecto a ciudades de menor tamaño u observatorios rurales, alejados de núcleos urbanos. Es importante discriminar el efecto de la isla de calor en las series térmicas urbanas del efecto natural para estimar cómo influirá el cambio climático en las temperaturas de las ciudades a mediados y finales del siglo XXI. En nuestra investigación de la isla de calor de Grions hemos observado cómo la isla de calor urbana tiene un efecto contradictorio en las series de diferencias térmicas urbano-rurales, mientras que entre 1990 y 2007 hay un incremento de 0,4 ºC/década por efecto urbano comparando las series de la ciudad de Girona (Benlloch) y el aeropuerto de Girona. En cambio, entre los años 2003 y 2018 la tendencia es sólo de un ascenso térmico de 0,07 ºC/década si comparamos las series de Girona (Séquia), que es una estación urbana, y Fornells de la Selva-SMC, que es una estación rural. Así, en una misma ciudad hay períodos en los que la isla de calor urbana provoca un ritmo de incremento de la temperatura más fuerte que en otros períodos. También dependiendo de la zona de la ciudad, el ritmo de variación de temperatura de un observatorio de la ciudad comparado con el rural varía; así, las estaciones meteorológicas situadas en los centros de las ciudades tienen un aumento de la isla de calor que es inferior al de los alrededores, que se trata de estaciones suburbanas que están engullidas por la isla de calor urbana. Esta diferencia observada en las series de una ciudad comparadas con la periferia se explica por los cambios de los usos del suelo, menos importantes en el centro urbano, que en los suburbios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook