07 de julio de 2019
07.07.2019
El comentario del tiempo

El confort térmico en las ciudades

07.07.2019 | 00:20
El confort térmico en las ciudades

Es importante conocer la temperatura de los materiales urbanos, de las superficies urbanas, tanto horizontales como verticales, para determinar la temperatura media radiante. El bienestar térmico se consigue en invierno en algunas calles soleadas gracias a las elevadas temperaturas del asfalto de la calzada, de las aceras y de las paredes. En cambio, en verano e incluso en primavera y otoño no tenemos bienestar sino todo lo contrario: falta de confort térmico que se deriva de las condiciones de calor por efecto de las altas temperaturas en los materiales urbanos.

Actualmente hay software, como el Rayman Pro, creado por Andreas Matzarakis, que permite calcular la temperatura media radiante con varios métodos, por ejemplo conociendo el factor de visión del cielo de un determinado punto, o con la estructura tridimensional de una ciudad, con diferentes polígonos que son los edificios y las calles de la ciudad, junto con la vegetación del área urbana. También con la cartografía de los usos del suelo de la ciudad, como hace el geógrafo Felipe Fernández de la ciudad de Madrid, se puede calcular la temperatura media radiante y calcular el índice bioclimático PET.

Con otro software como ENVIMET también se puede calcular la distribución espacial del índice PET. Las simulaciones de las temperaturas percibidas por los ciudadanos con el índice bioclimático PET permiten hacer una mejor planificación de las zonas con arbolado en las calles de una ciudad. Así, la parte solana de los edificios es la más cálida, por lo que es más recomendable tener vegetación en esta zona para proteger a los habitantes de la radiación solar ya que la sensación térmica es la más elevada de un área determinada de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook