15 de julio de 2019
15.07.2019

Tiempos y climas en Galicia

15.07.2019 | 04:15
Tiempos y climas en Galicia

Cuatro investigadores, con vinculación diversa con la Universidad de Santiago de Compostela, acaban de publicar un delicioso libro de climatología regional. Un trabajo de los que crean afición por las cuestiones del tiempo y clima, por la geografía en general. Alberto Martí, Juan Taboada, Dominic Royé y Xavier Fonseca han elaborado un ensayo sobre Tiempos y Climas de Galicia, donde desgranan, con un lenguaje accesible a todo publico interesado por estas cuestiones y un aparato gráfico excelente, los entresijos climáticos de este territorio.

En los manuales clásicos de geografía, Galicia se trataba como un territorio con un clima atlántico, muy lluvioso, formando parte de la «España siempre verde». Una simplificación que la investigación climática ha ido desmontando, porque la realidad es más compleja. Bajo el principio general de la influencia protagonista, aunque no exclusiva, de la circulación del oeste, de las borrascas del Atlántico que encuentran en el territorio gallego su puerta de entrada a la península Ibérica, los matices que experimentan los elementos climáticos principales (temperaturas, precipitación, viento, insolación) son destacados y permiten hablar de variedades climáticas, en plural, en este espacio geográfico.

El libro contiene el análisis de estas singularidades, a partir de un estudio riguroso de los datos meteorológicos y de los mapas sinópticos. Se presentan algunos records de temperatura, precipitación y viento, que pueden sorprender en el resto de España, pero que son reales. Extremos térmicos entre 44 ºC y -19 ºC; lluvias medias anuales de 2.000 litros por metro cuadrado en las vertientes de barlovento de la sierra de la Dorsal; o una racha máxima de 229 km/h. en la Estaca de Bares. Y todo ello en una coyuntura de clima cambiante que, en Galicia, manifiesta ya alteraciones en las temperaturas y en los fenómenos extremos registrados en las últimas décadas.

En definitiva, un libro necesario, riguroso, didáctico, de fácil lectura y comprensión. Un libro para leer con calma este verano. Felicidades a los autores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook