24 de julio de 2019
24.07.2019
El comentario del tiempo

De Mauna Kea al Roque de los Muchachos

24.07.2019 | 04:15
De Mauna Kea al Roque de los Muchachos

Existen lugares en el mundo que sobrecogen no solo por la inmensa belleza que poseen, sino porque, debido a su ubicación, se han convertido en algunos de los mejores puntos de la Tierra para poder contemplar y descubrir el universo del que formamos parte. Gracias a los prestigiosos equipos de profesionales que allí trabajan y los medios de los que disponen cada día podemos conocer más de cerca los misterios que envuelven lo desconocido del Cosmos. Durante los últimos días, el observatorio de Mauna Kea (Hawai) es noticia debido a las protestas que han llevado los nativos de la zona debido al poderoso arraigo que tienen con el volcán más alto del archipiélago. Durante siglos, las leyendas acerca de la cumbre del volcán han mantenido viva la esencia cultural de sus gentes, pues creen que allí habitan sus ancestros. El motivo de las mismas es la construcción del que será el mayor telescopio del planeta, con treinta metros de diámetro. Debido a dichas protestas y la consideración de los organismos gubernamentales de la isla de preservar el respeto hacia la población local, se está considerando si finalizar la construcción del proyecto en Mauna Kea o trabajar en una alternativa. Dicha alternativa se encontraría en la isla canaria de la Palma. Concretamente en la cima del Roque de los Muchachos, uno de los mejores puntos de observación del planeta que ya cuenta con algunos de los telescopios más importantes del mundo. Uno de ellos con diez metros de diámetro. Quien sabe cuál será el lugar definitivo en el que resida esta nueva herramienta de descubrimiento. En el caso de que sea en la Palma será un buen aliciente para descubrir una isla repleta de naturaleza. Y, si finalmente es en Mauna Kea, será un nuevo y perfecto reclamo para descubrir un paraje magnífico. En cualquier caso, siempre será fundamental hacerlo con el máximo respeto tanto a sus gentes como al propio enclave.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook