15 de octubre de 2019
15.10.2019
El comentario del tiempo

Mesa redonda

15.10.2019 | 04:15
Mesa redonda

El pasado jueves 10 de octubre tuvo lugar la inauguración de la décima edición del Máster en Planificación y Gestión de los Riesgos Naturales de la Universidad de Alicante. En esta ocasión fue una mesa redonda titulada «La gestión de la DANA y las inundaciones del Bajo Segura 2019» la que sirvió como acto inaugural. Dado lo reciente del acontecimiento pareció oportuno este formato y este tema. La visión técnica y académica la pusieron Juan Antonio Marco, catedrático de Geografía Física del Departamento de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Alicante y experto en geomorfología y ordenación del territorio, y Arturo Trapote, Ingeniero de Caminos y profesor titular de Ingeniería Civil de la Universidad de Alicante. Por lo que tiene que ver con la gestión del evento estuvieron José Rubio, inspector jefe de servicio del Consorcio Provincial para el servicio de prevención, extinción de incendios y salvamento de Alicante, y Pilar Nuria Raja, Ingeniera Agrónoma y jefa de sección de la agrupación de Protección Civil de Elche. Del lado de la gestión política y como testigo directo estuvo Miriam Trives, Máster en desarrollo local por la Universidad de Alicante y concejala de Turismo, Comercio y Fomento del Ayuntamiento de Rojales.

Lo que nos aportó a todos los que llenamos el salón de actos esta mesa redonda fue, sobre todo, información de primera mano sobre lo que allí sucedió. Tan y tan densa es la información que voy a optar por contar en varias columnas lo que se escuchó. No obstante, como resumen, Marco insistió en la inadecuada gestión del territorio, en el hecho de que estas inundaciones no eran algo novedoso en este sector, y en lo poco que sirven los matemáticos pero irreales periodos de retorno para planificar las infraestructuras. Trapote justificó la necesidad de cogerse a estos periodos al planificar las obras pero insistió sobre todo en planificaciones hidráulicas que vayan a una gestión integral de las cuencas, mucho más allá de los cauces que se pueden desbordar. Rubio, por su parte, insistió en la dificultad en la gestión de esta emergencia, en las dificultades de coordinación de todos los implicados y enumeró diversas cifras de intervenciones y salvamentos.

La representante de Protección Civil de Elche explicó las dificultades de intervención de un grupo de voluntarios como el suyo y cómo primó la buena coordinación entre personas y cuerpos por encima de los protocolos de acción. Por último, Trives insistió bastante en los problemas de comunicación en este evento tanto por la proliferación de bulos como por la falta de información de algunos organismos, y resaltó también la inconsciencia de muchos «mirones», que despreciaron el riesgo en busca de una buena foto del desastre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook