La Organización de Consumidores y Uusarios (OCU) se ha hecho eco de la retirada de las salchichas bratwurst de Casa Westfalia por " la presencia de un alérgeno".

Tal y como explican desde la OCU, "la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) informa de una alerta notificada por las Autoridades Sanitarias de Extremadura por la presencia de un alérgeno, caseína, sin declarar en el etiquetado de un producto cárnico: unas salchichas cocidas. Al mismo tiempo advierte a los consumidores con alergia a las proteínas de la leche de que no consuman ese producto".

Desde AESAN explican que "el objeto de la alerta son las Salchichas Bratwurst cocidas en tripa natural de Casa Westfalia. Se trata de unas salchichas cocidas que se venden en envase de 270 gramos refrigerado. Su fecha de caducidad es 14/05/21.En su etiquetado anuncia "sin gluten" y "sin lactosa", pero omite la presencia de caseína, un alérgeno. Estas salchichas, fabricadas en España, se han distribuido en todo el país".

Como medida de precaución, "desde AESAN se recomienda a los consumidores alérgicos a las proteínas de la leche que se abstengan de consumir este producto, al tiempo que insisten en que no comporta ningún riesgo para el resto de consumidores".

El sindicato de funcionarios CSIF presentó un escrito ante la Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana para que retire las mascarillas FFP2 con grafeno "ante el riesgo que supone en servicios como Sanidad Exterior", donde según informa la propia central sindical, se ha detectado su distribución. Además, esta advertencia se ha dirigido a los ayuntamientos valencianos para solicitar la convocatoria de los Comités de Seguridad y Salud Laboral con el fin de que adviertan del riesgo de su uso.