Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Élite': el flirteo de conveniencia entre 'streaming' e 'influencers'

La cuarta temporada de la serie vuelve a firmar un ‘win win’ con la industria de la influencia

De izquierda a derecha, Manu Ríos, Andrés Velencoso, Jaime Lorente, Ester Expósito, Pol Granch y María Pedraza

De izquierda a derecha, Manu Ríos, Andrés Velencoso, Jaime Lorente, Ester Expósito, Pol Granch y María Pedraza

Netflix lleva años asentada en España. Éxitos como 'El Inocente', el último pelotazo nacional, demuestran que las producciones originales españolas en la plataforma triunfan. Pero en 2018 no estaba tan claro y, por eso, cuando ese mismo otoño estrenaron 'Élite', necesitaban asegurarse de que lo iba a petar. 

Ahora, con la distancia temporal, sabemos que lo lograron. ¿Cómo? No con la calidad del producto, está claro: con una media de aprobado raspado en la mayoría de las críticas, sus guiones tienen poco de Emmy y más de frase intensita de adolescente en Twitter (de hecho, hay un meme recurrente donde la gente comenta "viene fuerte la temporada de Élite" cuando alguien se pasa de cursi).

Así que, para triunfar, tocaba compensar con otros factores. Según la periodista cultural Ainhoa Marzol, "Élite se ha basado en dos fundamentos principales: la diversidad de sus personajes y el drama de brocha gorda. El drama como pilar se ve en que el 'thriller' es simplemente un vehículo para lo que nos interesa de verdad: ver cómo los chavales se enrollan y se pegan entre ellos. Si es que al final nuestros paladares han sido educados con 'Jersey Shore'". De hecho, según Marzol, cuando 'Élite' ha fracasado es porque se ha tomado más en serio de lo que tocaba: "¿Acaso se creen los guionistas que si fuésemos gente madura en busca de historias para reflexionar estaríamos viendo esto?"

Otro aspecto del éxito fue que "se lanzó en la plataforma adecuada", añade. Netflix, en ese momento, era la más vista (8,3 millones de espectadores, más del doble que la siguiente, Prime Video, con 4 millones) y, por lo tanto, la que más conversación social generaba. Además, su formato 'binge-watching' (publicar de golpe todos los capítulos para tragarse la temporada del tirón) fue perfecto: ante una serie que, con una trama floja, no nos habría mantenido en el sofá durante meses con emisión semanal, así podía devorarse en un fin de semana.

'La casa de papel'

Por último, a estos factores de notoriedad se le tiene que sumar otro más y el que ha resultado, probablemente, el más relevante: la industria 'influencer'. La "diversidad de personajes" que citaba Marzol se reflejó en un casting 'teen' que buscó famosetes bajo las piedras para asegurarse que sus fans acudían como niños tras el flautista de Hamelin. Los más relevantes: Miguel HerránJaime Lorente y María Pedraza, recién salidos (por aquel entonces) de 'La casa de papel', producida por Antena 3 y comprada por Netflix, que estaba en pleno pico de popularidad y ha acabado siendo la serie de habla no inglesa más vista de la plataforma en su historia. 

De hecho, la presencia de los tres actores en los tráilers (donde aparecían como casi protagonistas) fue catalogada de 'clickbait', teniendo en cuenta que luego sus papeles, aunque relevantes para la trama, quedaron relegados a un rol más secundario. Sin embargo, la plataforma logró el objetivo: atraer a sus fans, con ganas de más tras 'La casa de papel', para apuntarse otro tanto en España. 

Cometido comercial cumplido

Así pues, las tramas fáciles, el binge-watching y el reclamo 'influencer' cumplieron su objetivo: atraer a hordas de espectadores jóvenes que, una vez estuvieron metidos hasta dentro del universo 'Élite', se enamoraron del resto de los actores, alzándolos a 'influencers' de la misma talla. Después de la primera temporada, ya no requerían del anzuelo de Herrán, Lorente y Pedraza, y quedaron fuera de la serie. Aunque, por guion, Pedraza desaparece justificadamente, los otros dos son apartados con excusas poco trabajadas y bastante simples. Habían cumplido su cometido comercial y ya no necesitaban buscar un encaje a sus historias.

En la segunda y tercera temporada se han ido perfilando y alzando estos nuevos 'influencers'. Por ejemplo, Ester Expósito (la segunda más seguida del elenco), Danna Paola (la primera, la cual, aunque tenía una solidísima carrera en Latinoamérica, todavía no había triunfado en España), Aron Piper, Omar Ayuso o Miguel Bernardeau ahora están en todos lados, y no solo en la televisión: te los puedes encontrar en carteles publicitarios, videoclips, listas de Spotify y un largo etcétera. 

Ahora que muchos de estos 'influencers' consolidados ya se habían graduado en el colegio protagonista, de cara a esta nueva temporada, la serie ha optado por la misma estrategia para que la "nueva generación de Élite" triunfe: tirar de perfiles con tirón en las redes. Así, se unen al reparto Pol Granch (cantante), Manu Rios (con casi seis millones de seguidores) y Andrés Velencoso (modelo y, últimamente, actor). Como denunciaban algunos fans, parece que, para unirse a la serie, el criterio son los 'followers' y no el currículum.

REPARTO 'CLICKBAIT'

El reclamo 'influencer' de la serie -solo sus protagonistas ya suman millones de seguidores en Instagram- ha recibido el nombre de reparto 'clickbait'. Aquí algunos de sus nombres-anzuelo.

Ester Expósito: 26,8 millones de seguidores en Instagram

Ester Expósito

Esta madrileña de 21 años (2000) pasó de actriz de papeles menores a reina de Instagram, y todo gracias a ‘Élite’, su primer rol de protagonista en una gran producción. Con sus 26 millones de ‘followers’, es la española más seguida en Instagram, superando incluso a Georgina Rodriguez (la ‘influencer’ por excelencia), Úrsula Corberó y Rosalía. Su impacto en redes es tal que un vídeo que subió bailando durante la cuarentena logró casi 90 millones de visualizaciones: un récord que ni Kylie Jenner ha batido. 

Manu Ríos: 5,6 millones

Manu Ríos

Manchego, nacido en 1998 y pluridisciplinar, Manu Ríos es, como diría Carlos Areces, "mocatriz, modelo, cantante y actriz": ha cantado en ‘realities’ y YouTube, ha desfilado en Milán, Ámsterdam y Los Ángeles, ha posado para Dior, y ha actuado en ‘El chiringuito de Pepe’, de TVE y, ahora, en ‘Élite’. Pero, a pesar de su extenso currículum, poca gente lo conocerá de otra forma que no sea como ‘influencer’. Y no solo de Instagram, Twitter y TikTok: lleva triunfando digitalmente desde los 2000, en la red Tumblr.

Andrés Velencoso: 507.000

Andrés Velencoso

Con su longeva carrera no necesita demasiada presentación: este catalán de 43 años (1978) lleva de modelo desde los 2000. Ha trabajado con grandes nombres como Terry Richardson o Karl Lagerfeld y para marcas como Jean Paul Gaultier, Chanel y Louis Vuitton. En 2014 empezó a diversificar su carrera, pasando del modelaje a la actuación. Su rol más relevante fue en ‘Velvet Colección’, ‘spin-off’ de la serie homónima. Ahora, se ha unido a ‘Élite’: otro gancho mediático con el que atraer a audiencias más allá de la generación Z.

María Pedraza: 11,9 millones

María Pedraza

Aunque ahora su nombre aparece constantemente en todo tipo de producciones, como la serie ‘Toy Boy’ o la película ‘Poliamor para principiantes’, esta madrileña de 25 años (1996) fue antes ‘influencer’ que actriz. En 2017, el director Esteban Crespo se encontró con su Instagram (que ya tenía miles de seguidores) y la invitó a presentarse a una audición para su película. Ella, bailarina, nunca había actuado, así que acudió con ciertas reticencias. Pero la experiencia le gustó y repitió, esta vez en ‘La casa de papel’. El resto es historia.

Pol Granch: 392.000 

Pol Granch

Cantante, ‘influencer’ y, ahora, actor. De 23 años y ascendencia española y francesa, Granch se acaba de estrenar en la nueva temporada de ‘Élite’ sin ningún tipo de experiencia previa, al menos, en la actuación: sabe colocarse frente a las cámaras y por eso ganó ‘X Factor España’ en 2018, mentorizado por Laura Pausini. Desde entonces, ha publicado un álbum de estudio, un EP y una decena de sencillos, muy bien recibidos: cuenta con dos millones de oyentes mensuales en Spotify y vídeos rondando los 10 millones de visitas en YouTube.

Jaime Lorente: 14,1 millones

Jaime Lorente

Lorente, nacido en Murcia en 1991, es uno de los ‘influencers’ que entraron a ‘Élite’ como reclamo publicitario en su estreno de 2018. Consolidado ya como un actor de masas, debe esta fama a Antena 3, que lleva apostando por él desde 2016, cuando salió en 27 episodios de ‘El secreto de Puente Viejo’. Un año después, con la misma cadena, protagonizó ‘La casa de papel’, pelotazo que le dio el éxito internacional y en el cual continúa como actor. Su último trabajo, encarnar a Rodrigo Díaz de Vivar en ‘El Cid’, de Prime Video.

Compartir el artículo

stats