Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un juez resolverá si una prótesis de mama causó cáncer a una mujer

Dos prótesis mamarias en un quirófano.

Dos prótesis mamarias en un quirófano.

Un juzgado de Primera Instancia de Tarragona ha admitido a trámite una demanda civil por daños y perjuicios por presunto "producto defectuoso" contra el fabricante y distribuidos de las prótesis mamarias Nagor en España, la empresa GC Aesthetics Spain, por la colocación hace 10 años de unos implantes de cubierta texturada o rugosa que, según los abogados que firman el escrito, produjo a la mujer cáncer, en concreto un linfoma anaplásico de células grandes. La paciente falleció el año pasado después de diagnosticársele la enfermedad. La familia reclama una indemnización de 362.000 euros. En el 2019, la Agencia Española del Medicamento estableció un protocolo clínico estricto para la detección de la dolencia asociada a implantes de mama.

Los hechos se remontan al año 2010, cuando A.C.B., una gaditana afincada en Tarragona, se sometió a una intervención de cirugía estética embellecedora de mamoplastia de aumento con implantación de prótesis mamarias de cubierta texturada Nagor IMP-MR 300. Desde que se efectuó esta operación, transcurrieron unos nueve años sin que la mujer tuviera complicaciones de ningún tipo, según la demanda, a la que ha tenido acceso este periódico.

No obstante, en febrero del 2019, la afectada acudió a su médico ante la aparición de una tumoración en la mama izquierda, acompañada de enrojecimiento de la piel. Tras numerosas pruebas médicas, se confirmó el diagnóstico: linfoma anaplástico de células grandes, que afecta a una gran variedad de tejidos, incluyendo la mama.

Como consecuencia de esa dolencia, la mujer empezó un tratamiento de quimioterapia que no resultó suficiente. Ante la agresividad del linfoma y los efectos adversos asociados al mismo, la paciente ingresó el 7 de mayo del 2020 en un hospital a causa de una insuficiencia renal, elevación de parámetros inflamatorios, así como la alteración de coagulación. A los tres días fue trasladada a la uci, donde se le detectó un shock séptico por neumonía con fallo mutiorgánico secundario, lo que le causó la muerte el 15 de mayo del 2020, cuando tenía 40 años.

Causa directa con la prótesis

Según los abogados José Luis Ortiz Miranda y José Aznar Cortijo, que defienden los intereses de la mujer fallecida, el médico especialista en cirugía plástica que elaboró el informe pericial ha sido concluyente al afirmar que la causa directa e "inequívoca" del cuadro clínico neoplásico sufrido por la damnificada fueron los implantes mamarios texturados Nagor IMP–MR 300m que llevó durante casi diez años.

"En esta línea, además, el perito ha indicado que el linfoma que padecía era de origen humano, esto es, totalmente evitable si no se hubieran utilizado implantes mamarios texturados defectuosos de la marca Nagor. Así pues, los implantes mamarios texturados dieron lugar a una inflamación crónica sobre la cápsula mamaria, de tal forma que el roce continuado provocó la degeneración celular y la malignización", explica los letrados.

La empresa demandada, GC Aesthetics, sostiene, a través de un comunicado, que la enfermedad que se le diagnosticó a la mujer es "muy rara" y que las causas se deben a "múltiples factores", desde la genética del paciente, el historial de salud, los protocolos quirúrgicos, textura del implante, entre otros, aunque aclaran que no cuentan con información sobre este caso. La compañía alega que ha "diseñado, fabricado, vendido y distribuido" implantes mamarios de alta calidad desde hace 40 años y que "decenas de miles de mujeres se han beneficiado" de ello, estando comprometidos "con la seguridad de nuestros pacientes y médicos".

Compartir el artículo

stats