Millones de ciudadanos han salido de vacaciones durante estas semanas. Como todos los años, el medio de transporte favorito elegido por muchos es el coche. Las autovías que conectan el interior del país con la costa han sido testigos de colas kilométricas de vehículos llenos de familias en busca de vacaciones. Lo que muchos no saben es que casi con toda probabilidad muchos de ellos se han puesto en peligro casi sin darse cuenta.

Al volante cualquier distracción puede tener gravísimas consecuencias, tanto para el conductor como para los ocupantes. Por ello, cabe extremar las precauciones cuando se circula. Sin embargo, la DGT añade ahora una alerta extra que muchos copilotos parece que desconocen. Las autoridades de tráfico advierten ahora de las gravísimas consecuencias que puede tener para el copiloto una postura que muchos adoptan sin saber el riesgo que asumen.

¿Quién no ha puesto las piernas sobre el salpicadero?

Hay que encuentra esta postura ideal para largos viajes y aseguran que ayuda a descargar la pesadez en las piernas. Sin embargo, la DGT alerta de que en caso de colisión las consecuencias para el copiloto serían letales.

Asegura que la colocación de los pies sobre el salpicadero dificulta la acción del cinturón de seguridad, compromete la efectividad del airbag y, además, ocasionaría gravísimas lesiones en las piernas y las caderas de las víctimas. Una colisión y una desaceleración drástica haría que las piernas rebotaran sobre el salpicadero. La súbita flexión podría romper la cadera y provocar además roturas en los huesos de las piernas y los pies.