Tamara Gorro es una de las influencers que más se abre con sus seguidores, que ya superan dos millones en la red social Instagram. Por ello, en reiteradas ocasiones ha compartido con sus fans la opinión que tiene acerca de la gestación subrogada, defendiéndola, y explicando que su hija mayor, Sheila, nació mediante este método.

La colaboradora de Mediaset tuvo a su segundo hijo, Antonio, mediante la fecundación in vitro. Ahora ha compartido con sus seguidores que quiere seguir este mismo método para conseguir formar una familia numerosa junto a su marido, el futbolista Ezequiel Garay.

De hecho, hace poco que la familia Garay-Gorro adoptó a otro perro, y Tamara Gorro ha aprovechado eso para anunciar su intencionalidad de volver a ser madre de una forma muy original a través de una publicación en Instagram.

La pareja confesó hace unos meses que ellos pretendían adoptar a un niño de Uganda y que estaban muy ilusionados, pero que tuvieron que renunciar a ello porque les pareció excesiva la cantidad de dinero de 70.000 euros que les pedían para poder acceder a la adopción, por lo que renunciaron a esta idea.

No obstante, Tamara y Ezequiel no renuncian a formar una familia numerosa, y en cuanto la situación sanitaria lo permita, pretenden viajar a Estados Unidos para que la influencer procesa a realizarse la fecundación in vitro.