El peso ideal de una persona varía a medida que se acumulan cumpleaños, así que no existe como tal un peso ideal, sino que éste dependerá de la edad y las circunstancias de cada persona. ¿Cómo se define entonces el peso ideal? Es el peso corporal idóneo para cada persona en función de su edad, su altura y sus características personales y, si conseguimos estar en él, indica siempre salud, más allá de lo que dicten las modas.

No hay que olvidar que estar en nuestro peso ideal es fundamental no sólo por los cánones estéticos sino por bienestar físico y que lograr un peso idóneo exige deteminados comportamientos como cuidar la alimentación y optar por un estilo de vida saludable. Así, hay que apostar por seguir una dieta variada y equilibrada, además de practicar algún tipo de deporte o ejercicio.

Cómo calcular tu peso ideal

Saber cuál es nuestro peso ideal implica conocer cuál es nuestro índice de masa corporal (IMC). Este último nos indica si sufrimos sobrepeso: concretamente si la relación entre nuestra altura y nuestro peso está dentro de los índices recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

En caso de que sobrepasemos esos índices y, por tanto, tengamos sobrepeso, el IMC nos revelará de qué tipo es: de bajo riesgo, moderado o severo. Para adelgazar, no hay nada mejor que acudir a un especialista que nos guíe y nos ayude a seguir una alimentación saludable y un estilo de vida adecuado.

Cómo calcular tu peso ideal. Pexels/Anna Shvets

Y, desde luego, no olvides que el IMC es diferente para mujeres y hombres. Para calcular el índice de masa corporal debes dividir tu peso entre tu estatura al cuadrado: IMC = kg/m2

Y para calcular tu peso ideal debes comprobar si tu IMC. Éste no debe indicar ni bajo peso ni sobrepeso, sino que tendríamos que estar en la zona media. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), para estar en nuestro peso el peso ideal el IMC debe marcar un valor de entre 18,5 y 25. Según algunas fuentes, el auténtico peso ideal de las mujeres se sitúa en 21 puntos de IMC y el de los hombres, en 23.