Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incendios

Galicia estrenará antes del verano sus dos primeros cortafuegos de última generación

Una zona entre Cualedro y Monterrei contará con 660 hectáreas que combinarán protección contra las llamas con pastos, viñedos y castaños

A la izquierda, un incendio este verano en Galicia.

Galicia está a punto de estrenar un nuevo modelo de cortafuegos, que supondrá un cambio de paradigma en la lucha contra las llamas y la explotación de los terrenos forestales.

Una zona entre Cualedro y Monterrei contará con 660 hectáreas que combinarán protección contra las llamas con pastos, viñedos y castaños | Rianxo acogerá el siguiente polígono de este tipo

decoration

En lugar de desbrozar franjas de monte para dejarlas sin combustible y cortar así el paso a los incendios, la comunidad apostará por desarrollar terrenos con explotaciones como viñedos, pastos o castaños para combinar esa función con la actividad económica, Antes del verano y de la próxima temporada de fuegos, estrenará los dos primeros tipos de estos polígonos contra las llamas de nueva generación.

La consellería de Medio Rural ideó el año pasado este sistema, que supone un avance respecto a planes similares llevados a cabo en Portugal, y ultima la creación del primer ejemplo de su nueva política.

Loading...

El primer polígono Cortalumes se situará en las parroquias ourensanas de Xironda y San Millao, que abarcan los concellos de Monterrei y Cualedro, zonas castigadas habitualmente por las llamas y declarados lugares de alta actividad incendiaria.

FdV | Pincha en en la imagen para ampliar

Los técnicos autonómicos ya han delimitado un perímetro de 659 hectáreas adaptadas a la zona que afectan a 3.221 parcelas. En ese terreno, prevén impulsar la plantación de pastos para el ganado, castaños y viñedos, cumpliendo así con la idea de que dotar de valor económico al monte rebajará el peligro de que se produzcan incendios forestales o, en caso de que tengan lugar, su impacto sea menos al no hallar tanto combustible a su paso.

Hasta 2026, la Xunta estima una inversión de 76,5 millones de euros en este tipo de medidas para crear estos cortafuegos de nueva generación en alrededor de 6.000 hectáreas. La pandemia retrasó su puesta en marcha este año. “Se trata de áreas de mayor tamaño que los tradicionales cortafuegos, donde la implantación ordenada de actividad agrícola, ganadera o forestal generará una discontinuidad en el territorio que frenará o atenuará el avance de los incendios forestales, contribuyendo a la sostenibilidad y la biodiversidad”, explican desde el departamento dirigido por José González.

Los nuevos cortafuegos se diseñarán adaptándolos a las características de cada lugar, empleando para ello la inteligencia artificial, teniendo en cuenta los puntos de presencia de agua, la masa vegetal de la zona o la recurrencia de incendios.

Creación de riqueza

El polígono de Cualedro-Monterrei es el más avanzado por parte de Medio Rural, pero no el único. La siguiente iniciativa que se implantará es la relativa a montes vecinales en el concello de Rianxo, en una zona también afectada de forma habitual por los incendios.

“La ejecución de estos polígonos cortafuegos supondrá un salto cualitativo en cuanto a la política de anticipación a los incendios en Galicia, reduciendo el impacto de los fuegos, contribuyendo a la sustentabilidad ambiental y, a su vez, aprovechando una importante parte de la geografía gallega para la obtención de riqueza y generación de empleo de calidad”, apuntan desde Medio Rural.

Compartir el artículo

stats