El barrio de Sagunto, en València, acogerá este domingo la tradicional bendición de animales y la misa solemne en honor a san Antonio Abad, patrón de los ganaderos y protector de los animales, que se celebra en más de un centenar de localidades de la diócesis con misas, procesiones y bendiciones de animales.

La eucaristía solemne tendrá lugar a las 10 horas en la parroquia San Antonio Abad, ubicada en la calle Sagunto. Al término de la celebración se bendecirán los panes que se repartirán posteriormente, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

A continuación se celebrará la tradicional bendición de animales con una procesión en la que participarán las Falleras Mayores de València que realizarán una suelta de palomas.

En la procesión participarán numerosas personas con sus mascotas, así la Policía Local montada y unidades de caballería y caninas de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias.

Este año la celebración de San Antonio Abad, cuya festividad litúrgica es el 17 de enero, se celebra excepcionalmente el día previo, domingo, por no haberse podido celebrar por la pandemia de manera presencial el año pasado en que la fiesta sí coincidió en domingo.

Entre las numerosas localidades valencianas que celebran también a San Antonio hay algunas que tienen parroquias dedicadas a él como Alcublas, Alginet, Canals, Casas de Moya, Casas de Pradas, Cerdá, Cullera, Gilet, Los Isidros, Quesa, Rafelbunyol, San Antonio de Benagéber y Sumacàrcer.

FIESTAS EN CANALS

La localidad de Canals también celebra las fiestas en honor de su patrón, san Antonio Abad. Este domingo parroquia acogerá las vísperas solemnes donde se encenderá un cirio, en representación de la "cremà de la foguera", considerada "la más grande del mundo en honor a este santo según el libro de los récords", según el párroco Emilio Salvador Úbeda.

El lunes, la parroquia celebrará la misa solemne por la mañana y por la tarde, a las 20 horas, será la procesión. Igualmente, el martes se celebrará la bendición de animales.

SAN ANTONIO ABAD

San Antonio Abad nació en el seno de una acomodada familia de Egipto en el año 250 y optó por el consejo evangélico del desprendimiento y entrega de todos los bienes a los pobres, retirándose al desierto. A pesar de ello, muchos intentaron seguirlo, por lo que introdujo una nueva etapa en la vida religiosa organizada de forma comunitaria, en lugar del aislamiento individual.

El pequeño cerdo que tradicionalmente la iconografía sitúa junto a San Antonio no representaba inicialmente al patronazgo del santo sobre los animales, en contra de la creencia popular, sino que "simboliza la tentación de que fue objeto por el demonio cuando permaneció en el desierto, absteniéndose de comer carne".