Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tensión en las aulas

Sindicatos y familias piden medidas para frenar la Covid en la escuela y garantizar la conciliación

"Todo se basa en el autocuidado, el autodiagnostico y la autogestión. Los protocolos no se adaptan a la situación actual. Hay que ir a trabajar a pesar de que tu hijo esté confinado", denuncia Ceapa

Inicio de las clases después de las vacaciones de Navidad.

“El virus se comporta de manera impredecible, pero después de dos años de pandemia, algo deberíamos haber aprendido”. Los sindicatos de enseñanza y las familias -principales víctimas de una sexta ola que se ha cebado en las escuelas- piden al Gobierno y a las autonomías una “profunda reflexión” sobre lo que está pasando en las aulas. Su grito de guerra sigue siendo el de siempre: Presencialidad, sí. Pero presencialidad segura.

Hay más de 102.233 alumnos positivos en covid o en cuarentena preventiva. Y 19.335 docentes en la misma situación (2,6%)

decoration

“Hay excesivos problemas burocráticos para contratar profesores sustitutos. Los medidores de dióxido de carbono no están suficientemente implementados, no todos los docentes tienen a su disposición mascarillas FFP2. En muchos centros tampoco tenemos mamparas ni podemos garantizar la separación de espacios”, critica Paco Venzalá, presidente del sindicato independiente de profesores Anpe. La Federación de Enseñanza de CCOO y la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) también exigen medidas para frenar el impacto del covid en las clases: test a los contactos estrechos, protocolos rápidos para contratar profesores sustitutos y medidas de conciliación laboral para los progenitores de niños y niñas en cuarentena.

El número de aulas confinadas en toda España asciende a 98, según los últimos datos del Ministerio de Educación (que no incluyen Madrid, Asturias ni Baleares). Sigue siendo un número bajo en términos porcentuales (0,03%) pero implica una verdadera yincana tanto en los centros educativos como en las familias de los estudiantes. Ahora mismo hay más de 102.233 alumnos positivos en covid o en cuarentena preventiva. Y 19.335 docentes en la misma situación (2,6%). El cierre de aulas afecta, básicamente, a infantil (no vacunados) y primaria (donde solo el 46% tienen la primera dosis).

“No hay políticas familiares. Todo se basa en el autocuidado, el autodiagnostico y la autogestión. Los protocolos no se adaptan a la situación actual. Hay que ir a trabajar a pesar de que tu hijo esté confinado"

Mari Carmen Morillas - Vicepresidenta de Ceapa

decoration

“No sabemos si la curva de la epidemia se doblegará mañana o la semana que viene. Lo que sí sabemos es que los centros educativos están viviendo una tensión brutal. Las direcciones de las escuelas están soportando a pulmón esta situación”, explica Francisco García, secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO. En su opinión, a pesar de la vacunación, las autoridades estatales y autonómicas tenían que haber mantenido para este curso escolar las mismas medidas anticovid del año pasado: profesores de refuerzo y grupos reducidos. “Se han flexibilizado los criterios para confinar clases. Ahora se hacen con cinco casos, y eso implica que el virus se dispara. No puede ser que los directores se pongan en contacto con Salud Pública para ver qué protocolo sanitario emprender y que Salud Pública tarde tres días en contestar”, critica.

"No puede ser que Salud Pública tarde tres días en contestar a los directores de colegios"

Francisco García - Secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO

decoration

El cambio de protocolo, a dos días de comenzar las clases tras las vacaciones de Navidad, “no ha ayudado mucho a despejar dudas sobre cómo actuar”, insiste el responsable del sindicato de docentes Anpe, que despotrica contra “la excesiva burocracia” que hay que realizar para sustituir a profesores que estén de baja por covid. “Siempre hemos defendido la presencialidad. Pero se tienen que dar las condiciones. En cualquier oficina de la administración tienes mamparas, mascarillas de alta protección y espacios separados. Es algo que no pasa en los colegios. ¿Por qué el resto de los trabajadores públicos sí tienen medidas que nosotros no tenemos?”.

La yincana familiar

Que tu hijo se contagie o que pongan en cuarentena toda su clase es un verdadero quebradero de cabeza para las familias, que siguen sin medidas de conciliación. El teletrabajo -si se puede y la empresa lo aprueba- es una opción, pero los protocolos dicen que una persona vacunada puede seguir haciendo vida normal (incluido ir al puesto de trabajo) a pesar de ser contacto estrecho. “No hay políticas familiares. Todo se basa en el autocuidado, el autodiagnostico y la autogestión. Los protocolos no se adaptan a la situación actual. Hay que ir a trabajar a pesar de que tu hijo esté confinado. ¿Por qué no se cuenta con nosotros para establecer los protocolos?”, critica Mari Carmen Morillas, vicepresidenta de Ceapa. Morillas pide test gratuitos para los contactos estrechos y aumentar la atención socioemocional de los alumnos y alumnas. “Necesitamos medidas en la escuela para combatir la ansiedad y el estrés de nuestros hijos. Es urgente”, concluye.

Compartir el artículo

stats