Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Red de arterias

Asturias asegura con una millonaria inversión el suministro de aguas a todos los concejos frente a las sequías

Cadasa reforzará conexiones y se construirán nuevas arterias que garanticen el abastecimiento en todos los concejos, con una inversión de 433 millones

Captación de agua en el embalse de Arbón.

Asturias va a llevar adelante, con una inversión de más de 430 millones hasta el año 2030, la construcción de una red de arterias que garanticen el suministro de agua a todos los concejos asturianos en los escenarios de mayor sequía que se prevean. El vicepresidente del Gobierno asturiano Juan Cofiño, en su calidad de Consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, explicó tras la reunión del Consejo de Gobierno la aprobación del plan de abastecimiento, que implica que se realizarán nuevas infraestructuras para afrontar con garantías los efectos del cambio climático.

En concreto, se va a reforzar la conexión entre el sistema central del Nalón y los recursos del Narcea regulados por el embalse de Soto de la Barca, "lo que permitirá llevar agua de la zona central a otras áreas con limitaciones, como la zona costera oriental, la del bajo Nalón y la del Aller- Caudal", explican desde el Principado. Además, se cuenta con extender el suministro desde el embalse de Arbón a zonas próximas del interior, como Boal, y de la costa occidental, hasta Luarca.

Con respecto a los concejos a los que no es viable llegar con el agua de los sistemas supramunicipales, se mejorarán infraestructuras tales como depósitos y plantas potabilizadoras, con el fin de aprovechar sus captaciones y dar respuesta a las demandas actuales y futuras.

Se trata del primer plan de abastecimiento integral que se hace en Asturias, una región que, como recalcan desde el Gobierno, "dispone de un recurso total de agua muy superior a la demanda anual. Sin embargo, en años muy secos se pueden producir riesgos de desabastecimiento por la insuficiente capacidad de regulación del actual sistema, un hecho que podría verse agravado por el cambio climático. Por ello, se plantea construir una red de arterias que conecten recursos regulados en embalses y conduzcan el agua hacia las zonas de mayor demanda". Esas zonas de alta demanda, como pueden ser el centro de la región y la costa, no serán solo el punto de mira ya que la idea es "dotar a todos los concejos de una fuente de suministro garantizada, y diversificar las fuentes de abastecimiento".

El conjunto de la inversión para asegurar el suministro se estima en casi 190 millones.

Respecto a la gestión, el plan también otorga mayor protagonismo al Consorcio de Aguas de Asturias (Cadasa), que se convertiría a futuro en la entidad responsable del abastecimiento de agua en alta, lo que se traducirá en la expansión de su área de influencia a los 78 concejos.

Compartir el artículo

stats