Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mapa Interactivo | Las imágenes que muestran la brutal regresión del litoral sur de Castellón

La comparativa entre la costa de 1956 y la de 2021 evidencia 'mordiscos' del mar a la tierra de hasta 175 metros

Mapas que muestran la regresión de la costa en el sur de la provincia.

La torre vigía de Beniesma fue levantada en Moncofa en 1609 para vigilar la llegada de piratas y berberiscos. En el momento de su construcción estaba situada a más de 100 metros de la orilla. Hoy sus ruinas, un atractivo turístico, se encuentran dentro del mar, golpeadas constantemente por las olas. Es el símbolo perfecto de una problemática, la regresión del litoral, que afecta con especial intensidad a los municipios del sur de Castellón, y para la que por el momento no parece haber solución.

Ahora, una nueva actualización del visor del Instituto Cartográfico Valenciano permite medir con exactitud la mordida que el mar ha propinado a la costa en las últimas décadas. Superponiendo un mapa de 1956 con uno de 2021, se puede comprobar que, por ejemplo, la playa de Moncofa ha retrocedido 175 metros en solo 65 años.

La batalla de los municipios costeros contra el mar comenzó entre la década de los 50 y los 60, explica el catedrático de Puertos y Costas de la Universitat Politècnica de Valencia, José Serra. Son diversas las causas que entran en juego. "Hay falta de alimentación en las playas en forma de sedimentos. No llegan desde los ríos, en lo que ha influido la construcción de embalses, y las obras de abrigo en los puertos también la impiden. A ello se añade la presión urbanística en primera línea de playa, ya que los edificios no dejan que llegue arena a través del viento", resume.

Inversiones

El alcalde de Moncofa, Wences Alós, alerta de las "graves consecuencias" que ya está teniendo la regresión en el municipio. "La microrreserva de L’Estanyol, donde existe una flora única, está desapareciendo porque el mar está alcanzando espacios a los que nunca pensamos que iba a llegar”, comenta Alós.

El primer edil ya teme por el litoral norte, por donde transcurre la fachada del casco urbano de la playa de Moncofa. En esta zona hay más de 90 viviendas en primera línea, en las que sus propietarios veían el mar a más de 150 metros de distancia. Hoy, cuando hay un temporal, el agua ya alcanza sus terrazas. Informa: Miguel Ángel Sánchez.

Escolleras

Un estudio publicado por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar alertaba de que, cada año, el litoral del sur de Castellón puede perder hasta 1,64 metros de playa. Dentro de dicho informe, Xilxes era uno de los municipios más afectados, como bien muestra este mapa.

En este sentido el alcalde de la localidad, José Martínez, reivindicó en una entrevista con Mediterráneo la construcción de "más escolleras, como las dos que en su día se instalaron", puesto que "han resultado ser más eficaces en su cometido que los espigones".

Protestas

Los espigones son, pese a la opinión del primer edil de Xilxes, la principal reivindicación de los vecinos de Nules, uno de los municipios en los que hay mayor movilización popular para poner freno a esta problemática. Y tienen razones, ya que según el mencionado estudio de Costas, es el municipio de Castellón más perjudicado por la regresión en los últimos años.

Pese a que las críticas se dirigen fundamentalmente al Gobierno central, desde el consistorio culpan también al Consell por no haber impulsado inversiones para paliar los efectos que la construcción del puerto de Burriana ha tenido en sus playas.

Soluciones

Revertir esta tendencia "no será fácil", advierte José Serra, porque además a su juicio falta "voluntad política". No obstante, aporta varias soluciones para, al menos, intentar que no se agudice. "Es muy importante que una vez se actúe, monitorizar esa actuación para ver si está funcionando. Hay que alimentar las playas con arena y crear circuitos cerrados de transporte de sedimentos".

"Pero es cierto que dependemos mucho de los temporales y el cambio climático es un factor añadido. Actuar en la costa es una batalla contra el oleaje", finaliza.

Compartir el artículo

stats