Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tras la anulación del TSJC

Diez voces sobre la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona: "Si es buena para la salud, no tiene sentido quitarla"

Tras la anulación de la restricción de vehículos por parte del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, dan su visión ciudadanos de Barcelona

Dos camiones pasan por delante de los carteles que señalizan la zona de bajas emisiones, en la salida 5 de la Ronda de Dalt, en Vall d’Hebron.

Después de que este lunes el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) tumbase la propuesta estrella contra la contaminación de Ada Colau, la ciudad de Barcelona ve amenazada la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), aunque por ahora sigue vigente por no ser firme la sentencia. El sistema está destinado a limitar la circulación de los vehículos más contaminantes. La iniciativa, que ha sido rechazada judicialmente por afectar a un número excesivo de vehículos, ha sido recibida con un sabor agridulce por parte de los ciudadanos.

Diez voces sobre la ZBE que se resumen así: "Si es buena para la salud, no tiene sentido quitarla".

“Era una buena iniciativa pero mal gestionada, hoy en día con todos los problemas económicos que hay si pones una condición como esta, tienes que dar ayudas económicas para beneficiar para comprar un coche que pueda entrar en la zona de cero emisiones”, dice la joven de 24 años Marta Samaniego. “Llevamos con la zona de bajas emisiones mucho tiempo y nunca ha habido ningún problema, así que no entiendo por qué lo han tumbado ahora”, afirma Enrique González, 64 años. Lo que está claro es que hay una opinión compartida y es que los barceloneses están a favor de medidas que favorezcan la defensa del medio ambiente.

Compartir el artículo

stats